Compartir
Petronila con directivos de la Cooperativa La Altagracia y de Cáritas Arquidiocesana.

Servicios/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./ Ejecutivos de Cooperativa La Altagracia, Inc. y Cáritas Arquidiocesana se dieron cita en el sector LaOtra Banda de Santiago para entregar la casa de la señora Petronila Peña.

Petronila con directivos de la Cooperativa La Altagracia y de Cáritas Arquidiocesana.
Petronila con directivos de la Cooperativa La Altagracia y de Cáritas Arquidiocesana.

 Esta labor es parte de unacuerdo entre ambas instituciones mediante el programa PROTEPA que realiza Cáritas en favor defamilias en lugares empobrecidos de diferentes comunidades con el objetivo de construirles un techoque les permita vivir dignamente.

Rafael Narciso Vargas, Presidente de Cooperativa La Altagracia, Inc. dijo que la institución quepreside está comprometida con el desarrollo humano y la calidad de vida de familias de escasosrecursos como la de doña Petronila, permitiendo lograr que como ella otras personas adquieran omejoren su vivienda.

 En ese mismo orden el Diácono Yani Díaz, Presidente del Consejo de CáritasArquidiocesana, antes de bendecir el acto de entrega expresó su agradecimiento a la generosidad ycolaboración de la institución cooperativista para el cumplimiento de este hermoso proyecto deresponsabilidad social. ¨Este es sólo el inicio de un matrimonio sin divorcio entre dos institucionescon el mismo objetivo¨, agregó.

En el rostro de doña Petronila Peña se dibujaba un profundo sentido de agradecimiento que contagióa todos los presentes. ¨Papá Dios me mandó esta riqueza con ustedes, tengo 71 años y nunca perdíla esperanza de conseguir mi casa ya que en la que tenía llovía adentro y campaba afuera¨ expresóentre lágrimas de alegría.

A la actividad también asistieron otras personalidades, miembros de la prensa y ejecutivos de dichacooperativa, entre ellos: Deyaniris Rodriguez, Presidenta del Consejo de Vigilancia, Elba Tejada,Gerente General, Norberto Sosa, Tesorero y Carolina Inoa, Gerente de Gestión Social.

No hay comentarios