Compartir
El cónsul dominicano en Nueva York, Félix Antonio Martínez. Archivo

Por  Fausto Cruz

Especial/Caribbean Digital

NUEVA YORK.-El cónsul general de la República Dominicana en esta ciudad afirmó que cada día son más y más los estudiantes, hijos de dominicanos, que se destacan en las escuelas por sus excelentes calificaciones y “son los mejores candidatos para optar por importantes becas en prestigiosas universidades de los Estados Unidos”.

El cónsul dominicano en Nueva York, Félix Antonio Martínez.
El cónsul dominicano en Nueva York, Félix Antonio Martínez.

          Félix Antonio Martínez hizo la afirmación durante el acto de Reconocimiento Estudiante Meritorio, en el cual les colocó en el cuello medallas adhesivas a una cinta con los colores de la Bandera (blanco, azul y rojo) y les entregó certificados que reconocen sus dedicación, perseverancia y éxitos en los estudios en escuelas de Nueva York, Nueva Jersey, Pennsylvania y Connecticut.

Reconocen una joven estudiante.
Reconocen una joven estudiante.

          Martínez, quien estuvo acompañado por su esposa Claribel Francisco de Martínez, dijo que en su condición de Cónsul General, está más que satisfecho “con la calidad demostrada por nuestros estudiantes en las escuelas” por lo que “ante los resultados visibles, tenemos que actuar; y nada mejor que hacerlo mediante el reconocimiento público de esa acrisolada calidad académica”.

          Sostuvo que los inmigrantes dominicanos son padres y madres que se abren paso y piensan en la educación de sus hijos, en la formación y el desarrollo de una comunidad que cada día hace historia en el territorio norteamericano.

          El acto, en el cual el Gobierno del presidente Danilo Medina y el Consulado General de la República Dominicana en Nueva York les tributaron un reconocimiento a 312 estudiantes, se desarrolló en el Great Hall, Shepard Hall, de la Universidad Central de Nueva York (CUNY), localizado en la avenida Convent con esquina calle 140, en el Alto Manhattan.

          Además de Martínez y su esposa Francisco de Martínez, ocupaban los principales asientos Angélica Infante, directora del Departamento Bilingüe de la Ciudad de Nueva York, en representación del canciller de Educación, Joel L. Klein; Raúl García, consejero y estudiante meritorio 2001; Ana García Reyes, decana de la Universidad Eugenio María de Hostos; Henry Rubio, presidente de ADASA; los empresarios Julio Isidor, Rodolfo Fuerte, Víctor Abreu, Miriam Marmolejos y Julio Cohen; los embajadores alternos ante la ONU, Luis Lithgow y Frank Cortorreal.

          Martínez dijo que “no hay estudiantes meritorios sin maestros consagrados” por lo que “quiero enaltecer con este reconocimiento el trabajo incansable, creativo y de entrega de los maestros, muchos con un trabajo anónimo desde sus respectivas aulas, así como a directores de escuelas y superintendentes de los distritos escolares”.

          Agregó que se siente honrado en su calidad de representante del  Gobierno Dominicano y del presidente Danilo Medina Sánchez, “encabezar este magno reconocimiento académico; y hacerlo en el marco del bicentenario del natalicio del más insigne representante de nuestra dominicanidad, el Patricio fundador de nuestra República, el más puro e inspirador Prócer de nuestra Patria, Juan Pablo Duarte”.

          El origen de ese acontecimiento histórico viene del 27 de febrero de 1844, con la proclamación de la Independencia Nacional y el nacimiento de República Dominicana como un nuevo país, porque es el momento en que pasa a formar parte del concierto de naciones libres de Latinoamérica  y el Caribe.

          “En mi condición de Cónsul General, estoy más que satisfecho con la calidad demostrada por nuestros estudiantes en las escuelas.  Por tanto, ante los resultados visibles, tenemos que actuar; y nada mejor que hacerlo mediante el reconocimiento público de esa acrisolada calidad académica. Y qué mejor ciudad para hacerlo que Nueva York, modelo de desarrollo y una de las más importantes capitales del mundo”, subrayó.

          Recordó que “en múltiples oportunidades se ha dicho que sin los estudiantes de hoy no hay mañana” y, “además, el presente que vivimos los dominicanos adultos que hemos hecho una vida en Los Estados Unidos es una evidencia clara de que tenemos pasado, que hubo hombres y mujeres del pasado que pensaron en este hoy de prosperidad y participación social que estamos transitando”.

          Explicó que “este  magno evento es el único de esta índole que se celebra en todos los Estados Unidos de Norteamérica. Se inició un 19 de junio  del año de 1997, en conmemoración del centenario de la insigne poeta y educadora dominicana Salomé Ureña de Henríquez, con apenas 20 estudiantes del Distrito Escolar número 6, bajo la Supervisión en aquel entonces del Dr. Anthony Amato y en el Distrito 9, dirigido por María SantoriaGuasp”.

          Un año después, el Consulado General de la República Dominicana en Nueva York, motivado por los resultados y las noticias halagüeñas de muchas escuelas, decidió integrar algunos distritos escolares de la ciudad, sobre todo en esos centros donde se concentraba la mayor cantidad de dominicanos.

          A partir del 1999 se integraron los 32 distritos escolares de Nueva York, las escuelas públicas de  Nueva Jersey y Connecticut; y hoy el “Reconocimiento Estudiante Meritorio” enaltece y pondera el rendimiento académico de más de 300 estudiantes provenientes de los Estados de Nueva York, New Jersey, Connecticut y Pennsylvania, entregándole a cada uno la medalla al Mérito estudiantil, conforme lo dicho por Martínez.

           El cónsul Martínez precisó que es doble la satisfacción porque el Reconocimiento Estudiante Meritorio se efectúa en el marco de la  conmemoración de los 200 años de la fecha de nacimiento de Juan Pablo Duarte (26 de enero de 1813), artífice de la independencia de la República Dominicana el 27 de febrero de 1844.

          “En el marco de esa gran conmemoración, hemos pensado en lo mejor que tiene la República Dominicana en los Estados Unidos: los inmigrantes, padres y madres que se abren paso y que piensan en la educación de sus hijos, en la formación y el desarrollo de una comunidad que cada día hace historia”, añadió.

           Dijo que “fueron dominicanos que se preocuparon y entendieron en su tiempo que tenían, igual que nosotros, un compromiso histórico, social y económico con la nación y nuestra comunidad que se abría paso en los Estados Unidos” y ese compromiso se refleja con la apertura una Ventanilla de Educación en la sede consular localizada en el 1501 de la avenida Broadway, en Manhattan.

           El funcionario consular manifestó que “sin ese pasado, no tendría sentido el hecho que nos convoca hoy: El Reconocimiento al Estudiante Meritorio en los Estados Unidos”. Sí, en los Estados Unidos, porque en esta oportunidad hemos ensanchado el radio de sensibilidad y hemos escogido a jóvenes dominicanos con alto índice académico que integran las Regionales de Educación de New York, Nueva Jersey, Connecticut y Pennsylvania para reconocerlos por su excelente rendimiento”.

           Fundamentó su apreciación argumentando que “el Consulado General de la República Dominicana en Nueva York no existiría si antes nuestro país no hubiera contado con el nombre que nos dio existencia como nación” y destacó que Nueva York es la mejor ciudad para el Reconocimiento al Mérito Estudiantil, ya que es “modelo de desarrollo y una de las más importantes capitales del mundo”.

           Martínez imploró a Dios para que “bendiga a los dominicanos y las grandes oportunidades que en la escuela y el sector laboral hemos encontrado en esta tierra promisoria de los Estados Unidos”.

El Acto

          El evento fue conducido por los presentadores de televisión WadiMansurTaktuc y Mary Joel Duran y contó con la presentación del artista Enrique Feliz, autor e intérprete del Himno Estudiante Meritorio; y un grupo de lechones de la fiesta de carnaval del folclorista Ricardo Ureña, que con sus coloridos disfraces y atuendos deleitaron a los estudiantes, maestros, profesores, directores de escuelas, diplomáticos, funcionarios consulares, empresarios y dirigentes políticos dominicanos.

          Una presentación de banderas de la República Dominicana y los Estados Unidos a cargo de estudiantes de la Escuela Secundaria Multicultural inició el acto, seguida por la entonación de los himnos de ambas naciones y una pieza musical de la KippAcademyCharterSchoool.

No hay comentarios