Compartir
Escuela inaugurada. Archivo

Servicios/Caribbean Digital

Se cree solo 10 de 62 planteles escolares estarán listo en diciembre.

  SANTIAGO,R.D.-La construcción de las 62 escuelas sorteadas por el Gobierno en Santiago, presentan nuevos inconvenientes que amenaza  el desarrollo de las obras, debido a que  el Gobierno pretende que las cubicaciones de pagos se continúen haciendo conforme al Presupuesto base, sin tomar en cuenta los trabajos adicionales.

Escuela inaugurada. Archivo
Escuela inaugurada. Archivo

Contrario a lo enarbolado por el Gobierno de que inauguraría la mayoría de escuelas en diciembre, en el caso de Santiago solo 10 escuelas podrían ser terminadas.

“Tenemos la necesidad de que el Estado nos reciba las cubicaciones del presupuesto real de las obras que realizamos, porque entonces tenemos perdidas por los costos aumentados y que reconozcan los adicionales”, declaró

Una fuente de los contratistas del Gobierno que tienen a cargo las obras en Santiago, estiman que solo un l6% de las escuelas estarían listas para diciembre que es más o menos 10 planteles.

Dijeron que los pagos luego de los compromisos con el presidente Danilo Medina se ha mantenido estable, pero el problema es que pretenden seguir lo acordado en el primer presupuesto sin tomar en cuenta los costos que se agregan.

Informaron un grupo de ingenieros y arquitectos contratistas de las obras que ganaron en los sorteados realizaos en esta ciudad que por ejemplo, las obras tienen un aumento considerables ocasionados por el movimiento de tierra en este caso fue mayor porque como no había solares, hubo que adecuar algunos planos a terrenos desconocidos.

Explicó a manera de ejemplo que en una obra de 43 millones ha  cubicado 20 millones y le han pagado 13 y retenido 7 millones dentro de las retenciones que en principio era de un 5% y que producto de una lucha lo redujeron, pero es muy alta la tasa que le retienen.

Indicó que el gobierno en cada pago que hace se cobra parte del avance del 25% de cada una de las obras. Pero señalan que el problema está que se trata de mantener los pagos sobre la base del primer presupuesto sin tomar cuenta con los aumentos del mismo.

“El problema está del aumento de los costos por el emplazamiento de la estructura por llevar un plano a un solar  y ha habido que realizar un movimiento de tierra que no estaba contemplado en los presupuestos”, explicaron a La Información.

Recordaron que los costos de los movimientos de tierra son un 70% por encima de los que se estipula en los presupuestos base de una determinada obra, y las escuelas que se construyen en Santiago no son la excepción.

Informaron que gracias a Dios, los materiales de construcción se han mantenido estable, porque las varillas bajaron y luego se estableció al mismo precio, igual ocurre con el cemento. Pero el problema son los momentos de tierra no contemplados.

Pusieron de manifiesto que estos pagos para realizarlo, el Gobierno tendría que ponerlos como adicionales que puedan ser incluidos en las cubicaciones que se realicen, a partir de ahora,

Advirtieron que si estas dificultades no se arreglan y logran ajustar a la realidad las cubicaciones de sus pagos, las construcciones de las escuelas podrían reducirse mucho más porque los contratistas se están descapitalizando.

Indicaron que los adicionales a las construcciones si se evalúan conforme al contrato original base, estarían por encima del 25% de las obras. Se recuerda que en el contrato original se establece que no puede sobrepasarse el 25% de lo contemplado en el Presupuesto.

Estimaron que ahora la situación se complicará sobre todo a los contratistas que tienen obras en terminación porque para adquirir pisos, puertas, ventanas, luces y otros materiales de terminación hay que tener mucho efectivo, y no hay.

No hay comentarios