Compartir
Carlos A. Fondeur, presidente del Consejo para el Desarrollo Estratégico de Santiago (CDES), primero desde la derecha, encabeza la mesa de honor.

Servicios/Caribbean Digital

 

 

Fondeur asegura primera vez ciudadanía planea tipo de Policía Nacional que necesita ¡Requiere una transformación inteligente, profunda y estructural!.

 
Carlos A. Fondeur, presidente del Consejo  para el Desarrollo Estratégico de Santiago (CDES) estuvo participando en el Foro sobre Reforma Policial y Seguridad Ciudadana con un interesante posicionamiento reflexivo del proyecto de Ley Orgánica de la Policía Nacional,  en un acto celebrado en el Edificio Empresarial de Santiago.

Carlos A. Fondeur, presidente del Consejo  para el Desarrollo Estratégico de Santiago (CDES), primero desde la derecha, encabeza la mesa de honor.
Carlos A. Fondeur, presidente del Consejo para el Desarrollo Estratégico de Santiago (CDES), primero desde la derecha, encabeza la mesa de honor.

Señaló que esta actividad era una evidencia significativa de los avances de la democracia dominicana, ya que por primera vez en la historia de esta nación, la ciudadanía tenía derecho de plantear qué tipo de Policía Nacional se necesita.

La Policía Nacional dominicana tal como indica su historia, ha tenido desde 1936 ocho (8) etapas de evolución, pero en ninguna de ellas la sociedad dominicana ha participado activamente como se hace a través de este foro, en su proceso de cambios y transformación.

En su alocución en este evento convocado por la Fundación Vanessa, el Centro Juan XXIII, FINJUS, elForo Ciudadano y Participación Ciudadana se refirió al posicionamiento del CDES ante el proyecto de Ley Orgánica de la Policía Nacional. En este señaló que el punto de mayor centralidad es el carácter civil y no militar de esta institución la que debe estar al servicio del ordenamiento jurídico del país en coherencia con un sistema de gobierno que es esencialmente civil, republicano y democrático.

También subrayó que la Ley Orgánica de la Policía tiene que reconocer que es esta es un ente auxiliar, que es ejecutivo en el contexto de la estructura del sistema de justicia penal. Un órgano público a quien la Ley le confía tareas investigativas y de coerción a nivel judicial.

De la misma manera concidió con FINJUS en que la clasificación de “Jefe” de la Policía es impropia en el proyecto de Ley Orgánica de la Policía Nacional, pues  afecta la autoridad administrativa del responsable político de la seguridad interna. Se concorda con la denominación de Comisionado General de la Policía Nacional.

En el evento se indicó que la Policía Nacional debe estar integrada bajo las órdenes del Ministerio de Interior y Policía, y debiera estar sujeta a las disposiciones de carácter judicial de investigación y persecución del delito y el crimen de la Procuraduría General de la República.

Se planteó, además, que no aparece en la Ley el mandato para la creación de un Sistema Nacional de Información en Seguridad Ciudadana y Pública, con mecanismos de cartografía automatizada, de alerta temprana, de vigilancia epidemiológica de la violencia y el crimen, con análisis detallado de la ocurrencia de casos, que sea accesible a toda la nación y le permita al Ministerio del Interior Policía monitorear este proceso de forma estrecha.

Fondeur finalizó su participación proponiendo la necesidad de que la Nación, la sociedad civil y el empresariado se movilicen ante los Senadores y Diputados de la República para que se asuma, apruebe y valide, una Ley Civilista que cree regionales de la Policía Nacional con funcionales consejos locales de seguridad ciudadana y que imponga una mejoría sustantiva de la inversión pública en esta entidad del orden público.

No hay comentarios

Deja un comentario...