Compartir
Durante su disertación del reconocido académico universitario y ambientalista Luis Carvajal. Figuran ejecutivos de la Cooperativa La Altagracia y otros asistentes.

Servicios/Caribbean Digital

 

 

La importancia del tema minero ha trascendido a gran escala los últimos meses a través de los medios de comunicación, sin embargo es necesario que la población conozca a cabalidad  la extensión  y efectos  de esta trama en nuestro país.

Rafael Narciso Vargas, Presidente de Cooperativa La Altagracia.
Rafael Narciso Vargas, Presidente de Cooperativa La Altagracia.

Esto motivó a Cooperativa La Altagracia, Inc.,  a realizar este jueves 25 de abril, una tertulia sobre “Concesiones Mineras en República Dominicana”,  mediante la disertación del reconocido académico universitario y ambientalista  Luis Carvajal.

Durante su disertación del reconocido académico universitario y ambientalista  Luis Carvajal. Figuran ejecutivos de la Cooperativa La Altagracia y otros asistentes.
Durante su disertación del reconocido académico universitario y ambientalista Luis Carvajal. Figuran ejecutivos de la Cooperativa La Altagracia y otros asistentes.

Rafael Narciso Vargas, Presidente de Cooperativa La Altagracia, Inc.,  motivó la importancia de conocer este tema de las concesiones mineras ante la firme defensa de los recursos medioambientales que debe asumirse con propiedad. “Todos ustedes saben sobre la documentada responsabilidad que tiene nuestra Cooperativa con el Medio Ambiente, en lo que va de año hemos llevado a cabo diversas actividades en defensa y protección del mismo”.Afirmó.

Para sorpresa de muchos, durante la tertulia fue presentado un mapa donde se visualizaban más de 475 concesiones de explotación o exploración. ¨La República Dominicana tiene bajo concesión minera la mayoría de las cuencas de donde surge el recurso agua y los privilegios otorgados por la ley 146 responden a intereses particulares que conllevan enormes riesgos para las comunidades locales y la población dominicana en general”, expresó.

Además de contratos onerosos por medio de los cuales arrebatan nuestras riquezas y nos dejan sumidos en mayor pobreza, en momentos de alerta mundial sobre la necesidad de preservar el recurso agua como una prioridad para garantizar la subsistencia y la seguridad alimentaria de la población, la República Dominicana tiene bajo concesión minera la mayoría de las cuencas de donde surge el preciado líquido.

 

No hay comentarios

Deja un comentario...