Compartir
Trajano Potentini.

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO.- La Fundación Justicia y Transparencia (FJT), mediante declaraciones de su Presidente, Trajano Potentini, confirmó que es un imperativo la modificación de la Ley No. 169-97, Orgánica del Consejo Nacional de la Magistratura a los fines de que refleje la nueva composición del Consejo, sus nuevas funciones y sobre todo el quórum necesario para las designaciones de que se trata.

Trajano Potentini.

Trajano Potentini sostuvo que de siete miembros originales, ahora la composición del Consejo Nacional de la Magistratura es diferente con la integración del Procurador General de la República, elevándose su matrícula a 8, por efecto del Art. 178 de la Constitución de la República. A esas funciones, que originalmente se contemplaron en el Art. 15 de la Ley 169-97, se unen nuevos requerimientos por efecto de los artículos 179, 181 y 182 de la Carta Magna, consistentes en la designación de jueces de otros tribunales diferentes de la Suprema Corte de Justicia, como lo son los del Tribunal Constitucional y Superior Electoral, que no figuraban en la ley precedentemente citada.

Además, es necesario evaluar a los jueces de la Suprema Corte de Justicia y quienes aprueben la evaluación podrán ser nuevamente designados en esa institución judicial.

Evidentemente, a juicio de Potentini, para todo ello se requiere la adecuación de las reglas relativas al quórum necesario para tomar decisiones válidas, que no puede ser “cuatro de siete”, como requiere la ley actualmente, sino la mayoría calificada de ocho miembros, que serian la mitad mas uno, asea cinco miembros para aprobar sus decisiones, no cuatro como prevé la ley 169-97, sin que la constitución supla o se exprese sobre esas incongruencias que tendrán indefectiblemente que ser subsanadas con la modificación de la ley .

Por esas razones –afirmó Potentini– concordamos en que la convocatoria al Consejo Nacional de la Magistratura, sin antes haber modificado la Ley Orgánica 169-97, sería un ejercicio poco respetuoso de la institucionalidad y con un ámbito de discrecionalidad peligroso.

Creación de un comisionado de asuntos legales y constitucionales

Lo que ahora reclama el momento histórico que vivimos, es de una nueva entidad capaz de guiar un nuevo proceso de adecuación y fortalecimiento de las leyes nacionales a la realidad constitucional que nos presenta el nuevo texto constitucional, y para ello se requiere de un renovado brío y capacidad emprendedora que nos permita alcanzar un nivel superior de desempeño institucional. Evitando mayores confusiones, e imprevisiones como la reciente con el consejo nacional de la magistratura, la FJT reiteró su propuesta de creación de un Comisionado para Asuntos Legales y Constitucionales.

Con ello ser salvaría el desplome de la institucionalidad del Estado a través de la creación y modificación de un conjunto de leyes concordantes con el texto constitucional. En este sentido, Trajano Potentini, que la nueva Constitución insta al Congreso y a los demás poderes públicos, a la puesta en agenda de la creación de una serie de leyes  nuevas, modificaciones y armonización de otras que podrían sobrepasar las cien y al día de hoy nos encontramos ampliamente retrasados.

No hay comentarios