New York Yankees starting pitcher Luis Severino. Archivo (AP Photo/Bill Kostroun)
Por Domingo Hernández
Los Yankees de Nueva York siguen apostando a Luis Severino.
Desde que subió al equipo grande de los “Bombarderos del Bronx”, Severino a recibido siempre la confianza de los ejecutivos y dirigencia del conjunto.
Se recuerda, incluso, que en su primer año oficial en las Mayores -2016-, Severino tuvo registro de 0-8 en sus primeras nueve aperturas.
Ello motivó que el equipo lo enviará a las ligas menores a pulirse y fue designado al bullpen.
Esa decisión fue favorable para Severino,quien en la ocasión registró promedio de carreras limpias de 0.39 y en 23.1 entradas lanzadas. No obstante, su interés era ser abridor y recibió de nuevo el chance por parte del entonces dirigente de los Yankees, Joe Girardi.
Y Severino respondió, pues en el 2017, concluyó con foja de 14-6 y efectividad de 2.98 en 31 salidas.
Su progreso prosiguió su curso la temporada pasada cuando, en la temporada regular concluyó con foja de 19-8, 3.39 en promedio de carreras limpias permitidas y 220 ponches propinados.
Empero, Severino decepcionó en los playoffs, muy en especial en aquella serie divisional entre Yankees y Medias Rojas de Boston, en el tercer partido entre ambos equipos.
En la ocasión, Severino permitió seis carreras de los bates contrarios en poco más de tres episodios lanzados, producto de siete imparables.
No obstante,a su firme progreso como lanzador, el nativo de Sabana de La Mar, ha lucido un tanto inestable en ocasiones.
Severino puede lucir de manera impecable en una apertura determinada, pero a la siguiente su labor suele dejar mucho que desear en ocasiones.
Y es ahí en donde deberá trabajar con miras a la próxima temporada, en aras de lograr una mayor estabilidad en el montículo, lo que puede tener diversas causas, inclusive ser producto de cualquier lesión o dolencia que pudiera tener el lanzador, o problemas en su mecánica de pitcheo.
Sin embargo, todo hace indicar de que los Yankees, en este caso su dirigente Aaron Boone, mantiene la confianza plena en Severino.
Ello explica la razón por la que le han dado la bola para que abra el primer partido de temporada del conjunto neoyorquino.
En efecto, el quisqueyano tendrá la responsabilidad de subir a la lomita el próximo 28 de marzo, cuando los Yankees reciben en su estadio a los Orioles de Baltimore.
La experiencia no es nueva para Severino, quien el año pasado, también fue el abridor por los Yankees en el primer partido de temporada del conjunto ante los Azulejos de Toronto y logró salir airoso.
Sus posibilidades de que truinfe de nuevo son amplias, pues su talento resulta incuestionable. Lo ideal, empero, es que repita una temporada tan exitosa como la pasada y logre una mayor estabilidad en la lomita, elemento este que quizás, dicho sea de paso, es lo que le ha faltado para lograr establecerse como una verdadera superestrella. Por fortuna, a sus apenas 24 años de edad, si logra mantenerse saludable, tiene todo el tiempo para alcanzar este objetivo, siempre que conserve la consagración y disciplina observada hassta ahora. Estén atentos. PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: Al Horford, una de las principales figuras del glorioso equipo Boston Celtics, fue el primer jugador dominicano  en participar en un Juego de Estrellas en la NBA y en ser incluido en uno de los mejores quintetos de la liga. Con la selección nacional, Horford conquistó la medalla de oro en el Centrobasket de 2012 disputado en Puerto Rico y la medalla de bronce en el FIBA Américas de 2011 celebrado en Argentina.!Suena la campana! !Climmp!

Deja un comentario...