Compartir
Eugenio Taveras.

Por Eugenio Taveras

Especial/Caribbean Digital
 
SANTIAGO, RD./He llegado a la conclusión de que para nombrar un funcionario se le hace una minuciosa entrevista y entre las preguntas que se le formulan se encuentran: 
 

Eugenio Taveras.

¿Es usted ladrón?, ¿Está su moral totalmente por el suelo?, ¿Está dispuesto a coger y reembolsarme el por ciento que yo le exija?, ¿Tiene usted los testículos bien puestos para malversar los fondos del erario?, ¿Carece usted de escrúpulos para ordeñar la vaca, hasta sacar, si es posible, leche en polvo?, ¿Está usted dispuesto a engañar con mentiras a todo el que le dirija la palabra?
 
¿Se encuentra en disposición de incumplir el horario de trabajo y siempre llegar tarde a su oficina?, ¿Ordenará a su secretaria, quien además será su amante, que cuando alguien lo solicite le informe que usted no se encuentra en su despacho?, ¿Gastará usted todo lo que se le antoje en combustible, llamadas a celulares, restaurantes, otras amantes, francachelas, …?
 
¿Desmembrará, sin darle ningún mantenimiento, todos los vehículos que el Estado ponga a su disposición?, ¿Nombrará usted una numerosa escolta para que cuide de su integridad física y la de su familia?, entre otras.
 
Porque no hay forma de cómo entender el comportamiento deshonestos de casi todos los funcionarios, un 95%, dejando dudas muy profundas para el 5 restante, a partir de los escándalos a que nos tienen acostumbrados, sin que nadie pague por los horrores cometidos en ningunas de las gestiones de las cuales tengo conocimiento, salvo raras excepciones, inspiradas en intereses políticos y no por el bien de la nación.

No hay comentarios

Deja un comentario...