Compartir
Maritza Chávez ofrecía regularizar el status legal a inmigrantes.

POR MIGUEL CRUZ TEJADA

NUEVA YORK._ Maritza Chávez, una falsa abogada dominicana de 45 años de edad que estafó a docenas de inmigrantes con más de $100.000 dólares, fue condenada a 10 años en la cárcel por un juez en la Corte Criminal de Elizabeth (New Jersey).

Maritza Chávez ofrecía regularizar el status legal a inmigrantes.
Maritza Chávez ofrecía regularizar el status legal a inmigrantes.

Los fiscales dijeron que la señora Chávez fundó una organización denominada Fundación Mundial para el Rescate de los Inmigrantes, que usó para robarles el dinero a las víctimas.

Durante la lectura de la sentencia, el juez Robert Mega dijo que estafadora dominicana no ofreció ninguna ayuda a los inmigrantes que le entregaron el dinero.

Numerosas víctimas estuvieron en la audiencia y testimoniaron ante el magistrado de cómo Chávez los estafó ofreciéndoles resolverles el problema de su estatus legal en los Estados Unidos.

“Las víctimas fueron depredadas”, dijo el juez Mega, quien además impuso a Chávez la restitución de los más de $100.000 dólares robados.

Más de 20 las víctimas hablaron en la corte y muchos dijeron que pagaron a la estafadora entre US$3.000 y hasta US$5.000 por sus papeles legales.

Al salir de la audiencia, los afectados celebraron la sentencia y algunos se mostraron satisfechos y más confiados en la justicia norteamericana.

“En este país hay justicia y se hace justicia”, dijo Carmen Pérez, una dominicana estafada con $4.000 dólares.

“Estamos confiados en la justicia de los Estados Unidos”, señaló Roberto Alcalá, un ecuatoriano que perdió más de $5.000 dólares.

La sentenciada se disculpó en el tribunal pero luego negó el que hubiera robado a los inmigrantes.

Docenas de los estafados dijeron al magistrado que después de robarles el dinero, Chávez los amenazaba con hacerlos deportar si insistían en reclamarle la devolución o la denunciaban a las autoridades.

A veces, la dominicana, recibía más de $10.000 dólares y nunca devolvió las llamadas de sus clientes quienes buscaban información acerca de sus casos.

La condenada le dijo al juez que le gustaría cambiar toda su vida. “Pido a mis hijos que me perdonen, pido a la corte que me perdone”, clamó la señora Chávez, hablando a través de un intérprete en español.

Ella se había declarado culpable de decenas de cargos por robo, hurto mayor y otros delitos criminales, pero los fiscales aceptaron que fuera sentenciada a dos condenas de 5 años cada una, que deberá cumplir consecutivamente en la prisión.

Sería elegible para libertad condicional en menos de dos años y medios.

Los fiscales dijeron que Chávez, debe a los estafados unos $104.000 dólares, pero su abogado expuso que ella no tiene dinero para devolver la alta suma robada.

Chávez, según la fiscalía, usó el dinero estafado para mantenerse con su familia y para costos operativos de la entidad que creó con el objetivo de cometer las estafas.

El juez Mega, anunció que programaría una audiencia próxima para negociar un acuerdo de pago por parte de Chávez.

No hay comentarios

Deja un comentario...