Compartir

Nueva York. Un hombre de Nueva Jersey fue condenado ayer lunes por colocar dos bombas fabricadas con ollas de presión en las calles de la ciudad de Nueva York.

El fallo en Manhattan contra Ahmad Khan Rahimi, de 29 años, nacido en Afganistán y residente de la ciudad de Elizabeth, Nueva Jersey, se produjo luego de un juicio que duró dos semanas. Los cargos incluyeron el haber utilizado un arma de destrucción masiva y atacar con bombas un lugar público. Conllevan a un castigo máximo de cadena perpetua.

Los fiscales afirmaron que Rahimi se consideraba como un “soldado en una Guerra Santa contra los estadounidenses” y que se inspiró en el grupo Estado Islámico y en Al Qaeda para realizar los ataques del año pasado en Nueva York y en Nueva Jersey.

Rahimi, vistiendo una camisa azul arrugada y pantalones beige, se colocó frente al jurado mientras era declarado culpable por los ocho cargos en su contra. Su defensa dijo que apelará.

Fuente de noticia

No hay comentarios