Compartir

Por Rafael Baldayac

Redacción/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./ Cuarenta y nueve años conmemora el Comité Olímpico Dominicano (COD) de su aceptación como miembro oficial del Comité Olímpico Internacional (COI), que había negado la afiliación a la Republica Dominicana durante el régimen del tirano Rafael Leonidas  Trujillo.

Un año y trece días después del ajusticiamiento del Trujillo, el 12 de junio de 1962, es reconocido el COD por la máxima rectoría del olimpismo mundial.

La entrada como miembro del COI permitió que ese día el Congreso Nacional aprobara de inmediato una ley respetando la plena autonomía del máximo organismo deportivo nacional para cumplir sus funciones de acuerdo a lo establecido en la Carta Olímpica.

El primer compromiso del COD, como institución autónoma, fue preparar la delegación dominicana para los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Kingston, Jamaica a celebrarse en agosto de ese año 1962 y para ello recurrió inclusive a la colaboración pública haciendo una campaña de recolección de fondos mediante la aportación de un peso.

La delegación fue conformada por 114 personas con atletas de nueve deportes tradicionales en el país. El Presidente del COD, ingeniero Juan Ulises García Saleta asumió la jefatura de la comitiva, el doctor Pedro Delmonte Urraca, secretario del COD, Juan J. García, tesorero. La actuación dominicana fue exitosa ganando oro en el béisbol y voleibol femenino.

SU PESAROSO NACIMIENTO:

La historia del nacimiento del Comité Olímpico Dominicano es bastante pesarosa. Esta marcada por la insolente intromisión del tirano Rafael Leonidas Trujillo, a quien  absolutamente todas las instituciones deportivas debían rendirle culto.

Es así como violando los reglamentos del olimpismo internacional creo el 9 de marzo de 1953,  un mamotreto de Comité Olímpico Dominicano,   designando a uno de sus parientes cercano como primer presidente del organismo rector del deporte nacional.

Mediante el decreto numero 8878 en la fecha citada el tirano designo a los miembros del ese amañado Comité Olímpico Dominicano,  el cual estaría presidido por Luis Ruiz Trujillo.

Como vicepresidente del organismo quedo nombrado el deportista Humberto Gómez Oliver, y en calidad  de vocales Jhonny Antonio Armenteros, Rogelio Lamarche Soto, Víctor Sued y Manuel Báez Vargas.

PRIMER EVENTO  INTERNACIONAL:

La primera participación dominicana en un evento de trascendencia internacional se produjo en 1946 en ocasión de los Quintos Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrado en Barranquilla, Colombia.

Mientras que la segunda cita de Republica Dominicana ocurrió en México que presento los juegos del 5 al 20 de marzo de 1954. El presidente azteca Adolfo Ruiz Cortines, inauguro el evento donde los mexicanos se esmeraron en organizarlo con gran esplendor.

De manera que habían pasado ocho años del éxito alcanzado por los dominicanos en Barranquilla, ya que el país no pudo asistir a la sexta versión efectuada en Guatemala en 1950.

Es a partir de ese año que la tiranía comienza a prestar un poquito mas de atención a los deportes, especialmente por la intensa actividad deportiva en que están involucrados algunos miembros de la familia como Ramfis y Radhames Trujillo.

Radhames era un niño mimado en las actividades deportivas para esos años. Competía en varias disciplinas deportivas y los eventos del hipismo eran dedicados a su persona, y participaba, como atleta en distintas pruebas escolares.

Las páginas deportivas de los diarios La Opinión, El Caribe y La Nación reseñaban ampliamente sus actuaciones, y aun cuando ocupaba el segundo lugar la crónica iba dirigida a destacar sus “proezas”. El ganador del primer lugar apenas era citado por los periodistas.

PARTICIPACION DE  CALIESES Y   SICARIOS:

Cuando llego la conformación de la delegación que iba a México en 1954 estaba bien interesado en las actividades deportivas, uno de los grandes mercenarios y asesinos a sueldo que tuvo el tirano Trujillo.

Se trataba de Jhonny Abbes García, quien había sido nombrado Secretario del Comité Olímpico Dominicano. Tal designación de su patrón y protector, como se hacia en ese entonces se hizo por decreto.

Abbes García se convirtió de esa manera en pieza clave de la delegación que asistió a México, ya que conocía muy bien la inmensa capital mexicana.

Se afirma que años atrás este sicario de la dictadura trujillista había estado en la ciudad azteca, aparentemente recibiendo entrenamiento para sus macabras actuaciones como jefe de los organismos secretos del Estado.

En teoría el grupo de 76 atletas que competiría en ocho deportes, era encabezado por los deportistas Humberto Gómez Oliver, vicepresidente del COD, y el doctor Lamarche Soto, como subjefe y delegado de pesas.

Además figuran supuestamente como deportistas  Juan Evaristo Gautreaux, fotógrafo, Juan Bautista Acevedo, delegado de ciclismo, el doctor Emil Kasse Acta, medico, el santiagués Miguel A. Vega, asistente y Jorge Alma, agregado.

GRUPO  SIN AVAL DEL COI:

Es lógico suponer que este grupo olímpico, creado antojadizamente con una mezcla de deportistas y “calieses” al servicio de la tiranía trujillista, jamás tendría el aval del Comité Olímpico Internacional (COI), aun habiendo estado asistiendo desde 1946 a Juegos Centroamericanos y del Caribe y Panamericanos.

Esta injerencia en los organismos del olimpismo dominicano termina con su ajusticiamiento dando lugar a que en 1962, definitivamente el Comité Olímpico Internacional reconociera al Comité Olímpico Dominicano, siendo su primer presidente el ingeniero Ulises García Saleta.

García Saleta, reconocido como “padre del olimpismo dominicano”,  tiene la honra de llevar por primera vez a la Republica Dominicana cuando acompaño al atleta nacional, a unos Juegos Olímpicos Mundiales, Alberto Torres de la Mota (El Gringo) a los juegos de Tokio, Japón en 1964.

La organización ha seguido cumpliendo su misión a partir de entonces siendo los más notables dirigentes de los últimos años el ingeniero Roque Napoleón Muñoz, (único dominicano miembro del COI) y el doctor José Joaquín Puello, tras superar imposiciones de los gobiernos balagueristas y perredeístas.

Actualmente con el licenciado Luis Mejía Oviedo a frente de la institución existe una relación armónica entre gobierno y COD, y pese a su independencia de cuando en vez  aparecen ciertos vestigios de  la injerencia gerencia gubernamental más allá de su contribución económica.

RB//////

No hay comentarios