Compartir
Protesta que realizó la Coalición Enriquillo-Azuei, de Jimaní, para reclamar justicia para las comunidades que han sufrido daños considerables tras las últimas lluvias producidas por la tormenta tropical Isaac y el huracán Sandy.

Servicios/Caribbean Digital

 

Casi un centenar de personas acudió a la primera de las movilizaciones convocadas por la coalición Enriquillo-Azuei celebrada ayer a las 5 p.m en el parque de Jimaní reclamando justicia para las comunidades y los vecinos a los que las crecidas de los lagos se lo ha arrebatado todo. Bajo los cantos de “no somos tilapias, somos seres humanos” y “el peor drama es el abandono humano”, las personas allí reunidas dieron una vuelta completa por el parque de Jimaní para terminar frente al ayuntamiento de la ciudad.

Protesta que realizó la Coalición Enriquillo-Azuei, de Jimaní, para reclamar justicia para las comunidades que han sufrido daños considerables tras las últimas lluvias producidas por la tormenta tropical Isaac y el huracán Sandy.

Tras las últimas lluvias producidas por la tormenta tropical Isaac y el huracán Sandy, tanto el Lago Enriquillo como el Lago Azuei han registrado un aumento  continuo en sus niveles de agua,  lo que está  provocando inundaciones en las principales  tierras agrícolas y ganaderas que aún quedaban productivas en los alrededores de los lagos y un aumento de la desertificación, inhabilitando viviendas, vías de comunicación  e instalaciones fronterizas.

Durante más de 10 años las crecidas de los lagos llevan 256.000 tareas aproximadamente inundadas y han colapsado las actividades productivas de más de 2.108 familias que dependían de manera directa de la explotación de estos suelos. Estas familias han disminuido y en otros casos perdido su único medio de ingresos y de subsistencia ante la pasividad de las autoridades que no han dado respuesta a este fenómeno.

La Coalición Enriquillo-Azuei continuará con las movilizaciones, todos los martes a las 5 p.m en el parque de Jimaní, para pedir una solución digna a este drama que sufren miles de familias de la provincia Independencia y 3 comunidades de la provincia Bahoruco.

No hay comentarios