Compartir
El presidente de la ACIS, Sandy Filpo (sentado segundo desde la derecha), fue entrevistado en El Gobierno de la Mañana, que el sábado fue transmitido desde Santiago, en un programa especial desde la avenida Circunvalación Norte.

José  Alfredo Espinal

Editor/Caribbean Digital

ACIS cree plazo es perentorio para cumplir con impresoras fiscales.

El presidente de la Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago (ACIS), Sandy Fiplo, dijo que la avenida Circunvalación Norte no solo va a valorizar a la ciudad de Santiago, en término de tránsito, sino que va a producir toda una dinámica comercial en todo su entorno.

El presidente de la ACIS, Sandy Filpo (sentado segundo desde la derecha),  fue entrevistado en El Gobierno de la Mañana, que el sábado fue transmitido desde Santiago, en un programa especial desde la avenida Circunvalación Norte.
El presidente de la ACIS, Sandy Filpo (sentado segundo desde la derecha), fue entrevistado en El Gobierno de la Mañana, que el sábado fue transmitido desde Santiago, en un programa especial desde la avenida Circunvalación Norte.

Sostuvo que hay en agenda una serie de obras que le han pedido al presidente, como el Parque Central.

“Santiago requiere una mayor participación presupuestaria ya que aporta entre un 14 y 17 por ciento al Producto Interno Bruto y lo que se devuelve es muy poco. Agradecemos al Presidente y debemos decirles que tenga la mirada en Santiago porque va a seguir necesitando obras como esta”, manifestó.

Filpo fue entrevistado en El Gobierno de la Mañana, que el sábado fue transmitido desde Santiago, en un programa especial desde la avenida Circunvalación Norte, acto encabezado por el ministro de Obras Públicas Gonzalo Castillo, el administrador de los Comedores Económicos, José Ramón Rodríguez (Monchy), empresarios, dirigentes comunitarios y políticos, entre otros sectores.

ACIS cree plazo es perentorio para cumplir con impresoras fiscales

Los comerciantes e industriales de Santiago pidieron a la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), posponer la instalación de las impresoras o soluciones fiscales por entender que no hay condiciones para cumplir con el plazo establecido por las autoridades, además de que el Estado dominicano no cuenta con el personal suficiente para asistir a los negocios para su registro, ya que apenas tienen cuatro personas para operar en todo el país.

“Vamos a buscar una vía de solución que al final no le conlleve a un costo de una empresa promedio de cinco puntos entre 5 y 8 mil dólares para mejorar  su proceso a nivel interno”, afirmó el presidente de la ACIS.

Sandy Filpo solo pidió sensatez por parte de las autoridades y que el plazo no sea perentorio, al señalar que ni siquiera el propio gobierno pueda cumplir a través de la DGII  con sus obligaciones.

El empresario reconoció que las soluciones fiscales son medios que deben implementar el gobierno para optimizar y poder recaudar recursos y el comercio y los empresarios no ha estado en desacuerdo para que los sistemas de recaudación sean fortalecidos, pero considera que no lo pueden hacer en un tiempo perentorio.

“No es posible que un tiempo perentorio como el que ha exigido la DGII  se pueda cumplir,  aparte de que las empresas a lo interno debe hacer inversiones para cumplir con una obligación del Estado, pero que es una obligación del empresario y comerciantes como contribuyente, pero va a favorecer al Estado dominicano”.

Filpo dijo que no comprende cual ha sido la razonabilidad de la DGII cuando a las grandes empresas que representa el 20 por ciento en todo el país se le ha aceptado un crédito fiscal para las impresoras fiscales, mientras a las pequeñas y medianas empresas, que constituye un 80 por ciento, deben pagarla en lo inmediato.

Explicó que el costo de una impresora fiscal de un supermercado de cinco cajas registradora  por cada punto de venta anda ronda entre los  600 y 800 dólares, aparte de dos adicionales y otro listado de software y soluciones que puede conllevar una inversión de 5 mil dólares, lo que dijo resulta un costo muy elevado.

Además de que el costo es muy alto, la DGII no tiene la capacidad de responder a las necesidades de los establecimientos.

“El Estado dominicano tiene los mecanismo como lo ha tenido hace cinco años, pero no puede venir  ahora de buenas a primeras a solucionar un problema a de 50 años en tres días, debo decirles que el empresariado cumple con las obligaciones fiscales porque   no es solo un deber, sino que debe la vocación social de toda empresa y negocio. Hay excepciones, pero no lo los más, si fuera así  el comercio no fuera el sector de mayor recaudación de impuestos internos”, aclaró Sandy Filpo.

No hay comentarios

Deja un comentario...