Compartir
El presidente de ASOCOPUCI, Rafael Martínez. Archivo
POR NARCISO PEREZ
Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO.-El presidente de la Asociación de Comerciantes detallistas Pueblos
Unidos del Cibao denunció la difícil situación por la que atraviesa ese sector debido
a los incrementos en los precios de los artículos de primera necesidad, así como las disminuciones en las ventas.

El presidente de ASOCOPUCI, Rafael Martínez. Archivo
El presidente de ASOCOPUCI, Rafael Martínez. Archivo

Rafael Martínez declaró que las ventas en el comercio al detalle han descendido en más de un 40 por ciento en las últimas semanas, además de otros inconvenientes que confrontan los hombres y mujeres del mostrador.

Precisó que los comerciantes minoristas están al borde de la quiebra por los altos costos de mantenimiento y los bajos porcentajes de beneficios que obtienen.

Atribuyó esa situación a las altas cargas impositivas que les cobra el Gobierno Central, y a la seguridad social que deben pagar los comerciantes.

Martínez emplazó al ministro de Industria y Comercio para que evite seguir incrementando los precios de los combustibles, lo cual contribuye negativamente a aumentar los precios de todos los productos nacionales.

Rafael Martínez pidió al Gobierno que también se aboque a tomar las medidas que sean necesarias para establecer controles reales sobre los precios de los principales productos alimenticios y de consumo popular.

Por otro lado, Fabio Díaz, dirigente comercial, también se mostró preocupado por la crítica situación de los detallistas, señalando que muchas veces los consumidores responsabilizan  a ese sector de las alzas, cuando son simple

intermediarios en la cadena de comercialización.

No hay comentarios

Deja un comentario...