Compartir
Expresó que no es posible que los pobres sean los más castigados por el gobierno de Danilo Medina con nuevas cargas impositivas.

José A. Toribio

Caribbean Digital

Decenas de comerciantes detallistas del mercado Hospedaje el Yaque de esta ciudad de Santiago, rechazaron la instalación de cajas registradoras de impuestos fiscales por parte de la Dirección General de Impuestos Internos, DGII.

Expresó que no es posible que los pobres sean los más castigados por el gobierno de Danilo Medina con nuevas cargas impositivas.
Expresó que no es posible que los pobres sean los más castigados por el gobierno de Danilo Medina con nuevas cargas impositivas.

El señor Jhonny Núñez propietario de Provisiones Jhonny, aseguró que la medida que busca captar mayores ingresos para el gobierno, es odiosa e inoportuna, al considerar que los pobres no soportan más gravámenes.

“Esas impresoras con para negocios mas pudientes son para negocios que si manejan dineros y que por mas impuestos que paguen no se irán a la quiebra, pero imagínate tu este negocito mío que mensualmente no cuadro ni para pagarle a los empleados, si de ocurrirse eso estaremos obligado a cerrar, porque esto no llevara a la quiebra”, expresó Jhonny Nuñez.

Expresó que no es posible que los pobres sean los más castigados por el gobierno de Danilo Medina con nuevas cargas impositivas.

Alegó que los comerciantes detallistas están trabajando para el gobierno, y puso como ejemplos los altos impuestos y la abusiva tarifa eléctrica que tienen que pagar mensualmente.

“Las autoridades del estados no ha estado trabajando a favor de los mas necesitados, mira ahora también a parte de esta impresoras, las gentes se esta quejando por el implementación de un 8% a un 11 % de impuestos a los productos de primera necesidad esto es un gran abuso por parte del gobierno” dijo Núñez.

Indicó que miles comerciantes y colmaderos están expuestos a quebrar y desaparecer, si no se toman medidas tendentes a impedir las nuevas pretensiones fiscales, que desmejorarán la calidad de vida de la mayoría de la población dominicana.

Huelgas en el Comercio de San Francisco de Macoris

La Unión de Comerciantes y Empresarios del Nordeste (UCENOR) paralizaron hoy jueves las actividades comerciales en esta ciudad por 24 horas, a menos que la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) deje sin efecto la disposición de instalar impresoras fiscales y otras medidas fiscalizadoras que afectan al comercio.

Explicaron que el viernes 10 de enero la Unión de Comerciantes de Baní, provincia Peravia, paralizará sus actividades, el martes 14 corresponderá a Mao, provincia Valverde, y que contemplan un paro nacional del comercio los días 15 y 16 de enero, en caso de que el Gobierno no atienda sus demandas.

Rechazó la imposición de multas de 50 mil pesos, el plazo de cinco días o el cierre a partir del mes de enero del 2014, a aquellos establecimientos que no acaten la decisión de la DGII.

No hay comentarios

Deja un comentario...