Compartir

Hace varios años un granjero del noroeste de China encontró un fósil que más tarde, en 2014, fue adquirido por el Museo Paleontológico de Liaoning. Ahora un grupo de científicos ha publicado en Nature los resultados del estudio del sorprendente hallazgo, y concluyeron que el fósil corresponde a un dinosaurio que vivió hace 161 millones de años y que poseía un plumaje tan bello e iridiscente como el de los colibríes.

Los científicos analizaron las plumas del fósil con un microscopio electrónico de barrido (SEM) y encontraron restos de melanosomas, es decir, huellas celulares de pigmento orgánico. El análisis de los melanosomas reveló todos los colores y el resplandor del plumaje original de esta ave prehistórica, cuyo tamaño era similar al de un pato.

La cabeza, las alas y la cola del dinosaurio estaban cubiertas de plumas de vivos colores, por lo que los investigadores bautizaron al ave como Caihong, que significa ‘arcoíris’ en mandarín, publica Live Science.

Otra de las particularidades de este animal prehistórico era la cresta ósea que tenía en la parte superior de la cabeza. Poseía también plumas asimétricas en la cola, una característica que ayuda a las aves modernas a mantenerse en el aire.

Fuente de noticia

No hay comentarios