Compartir
Frontera dominico-haitiana. Archivo.

José  Antonio Rodríguez

Especial/Caribbean Digital

Dajabón, RD.- Organizaciones comunitarias y Solidaridad Fronteriza  (SF), se sumaron a la ciudadanía de Dajabón, las cuales se sienten  preocupadas de vivir cada día de terror, al ver cómo los y las individuos/as violan alegremente las leyes de tránsito, y así también el desandar de “ganado vira latas” buscando qué comer en los frentes de las casas de familias, de cualquier lugar de la ciudad. Ante lo cual, dijeron iniciarán una campaña cívica que busque se respeten las leyes Municipales y 241 de Tránsito Vehicular.

Frontera dominico-haitiana. Archivo.

“Que alguien se le atraviese o le pase a uno violándole su  carril, es casi una costumbre establecida por parte de supuestos choferes y motoristas, situación que proyecta un cuadro del caos y desorientación de políticas urbana en que se encuentran sumidas las autoridades civiles y policiales locales”, dijeron los comunitarios y periodistas de Solidaridad Fronteriza.

Y agregan que, a la carencia de planes reales de los funcionarios/as que contribuyan con el  desarrollo y respeto a una  ética y moral ciudadana, normada por la Constitución y las leyes, también está la falta  de la sanción judicial a aquellos/as consuetudinarios violadores de la ley 241 de tránsito que andan como la “jonda’eldiablo” por nuestras calles de la ciudad.

La institución social Jesuita, Solidaridad Fronteriza(SF) y pobladores dajaboneros les recuerdan a los actuales encargados del Ayuntamiento de Dajabón, que la Ley 34-55, del 1952, sobre la organización municipal, en su artículo 31, numeral 46 le ordena “reglamentar el tránsito de animales dentro de los límites urbanos y todo cuanto se refiera a las medidas de precaución que con respecto a animales” deba de tomar, contando para ello con el auxilio del departamento de tránsito de la policía, correspondiente de la Amet,

Igualmente, informaron que el numeral 45 le permite “Reglamentar la circulación y el estacionamiento de vehículos dentro de los límites de las zonas urbanas y suburbanas de las ciudades, villas y poblados, sin que sus disposiciones colindan con las de la ley”.

Las organizaciones e instituciones sociales de Dajabón, señalaron que “no hace mucho” las principales calles y otras, fueron señalizadas por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), las cuales son inobservadas tanto por conductores cómo por los propietarios de animales, sin remediar que sean hombres, mujeres o jóvenes, para el caso es lo mismo, tendiendo a aumentar los accidentes en nuestras vías y carreteras si no se restablecen las normativas de la ley de Organización Municipal 34-55, y, la 241 de Tránsito de Vehículos.

No hay comentarios

Deja un comentario...