Compartir
Zoraida Aquino, Nelly De Jesús, Rosa Rodríguez y Adis Peralta.

Servicios/Caribbean Digital

El Centro Cultural Domínico-Americano para clausurar el Curso Básico de Arte Floral realizó una exposición con las creaciones de las estudiantes el martes 9 de octubre en la primera planta de la Institución.

Zoraida Aquino, Nelly De Jesús, Rosa Rodríguez y Adis Peralta.

A las 6:00 p.m. inició la actividad. Adis Peralta Dajer, facilitadora del curso, entregó los certificados de participación a las alumnas junto a Judit Peralta, encargada de Comunicaciones de la Entidad. El público pudo disfrutar de los hermosos arreglos florales entre los que estaban los solitarios, redondos, exóticos, primaverales y variados.  Luego se continuó disfrutando de las creaciones de las nuevas floristas.

En esta formación las participantes pudieron conocer las técnicas para realizar arreglos, tipos de flores y follaje, cuidado de las flores, líneas, forma y proporción, así como el uso adecuado del color y lo más importante que el arte floral nace desde lo más profundo del corazón, según palabras de Adis Peralta Dajer.

Con este tipo de cursos el Domínico-Americano busca rescatar valores y artes tradicionales, mediante  instrucciones teóricas y prácticas, motivando la creatividad de cada estudiante.

Nota de pie:

 

  1. Arreglo floral hecho por  Zoraida Aquino.
  2. Arreglo realizado por Rosa Rodríguez.
  3. Creado por Zoraida Aquino.
  4. Rosa Rodríguez junto a sus creaciones y con Adis Peralta, facilitadora del curso.
  5. Zoraida Aquino junto a sus creaciones y con Adis Peralta, facilitadora del curso.
  6. Nelly De Jesús junto a sus creaciones y con Adis Peralta, facilitadora del curso.
  7. Zoraida Aquino, Nelly De Jesús, Rosa Rodríguez y Adis Peralta.
  8. Arreglo floral hecho por  Nelly De Jesús.

�DatN ��� representación paralela a la del PRD”, señaló.

 

Agregó el también vicepresidente del PRD que dirigentes del sector de Mejía han dirigido y protagonizado acciones vandálicas como la escenificada frente al local del Tribunal Superior Electoral, el embadurnamiento del local del partido en Puerto Plata y los hechos que obligaron a la Policía de Nueva York a suspender  una reunión en la que participaría el presidente del Partido en nuestro local de esa ciudad.

Esa línea política de intolerancia, de sabotaje a la democracia interna y a la institucionalidad, amplía Ibarra, ha sido acompañada por una serie de improperios y declaraciones ofensivas, la última de la cual es el señalamiento de Hipólito Mejía del pasado lunes de que él “apoya a la dirección moral del partido”, en clara alusión a su respaldo a dirigentes insubordinados y usurpadores, y que probablemente haya sido el detonante de la renuncia de esos compañeros dirigentes que intentaron mediar, cansados de tanta beligerancia e irrespeto.

“Siempre nos hemos mantenido, y nos mantenemos en la mejor disposición al avenimiento y la unidad, con la única y razonable condición de que se produzca en base al respeto mutuo y el acatamiento de la institucionalidad como base de sustento de cualquier tipo de organización”, dijo.

Ibarra deploró que el sector de Mejía desaire la existencia de un sentimiento nacional en el sentido de que todos los perredeístas trabajemos juntos para que el país cuente con una oposición fuerte y responsable, que sirva de contrapeso a un peledeísmo gobernante que insiste en ejecutar políticas públicas que perjudican al pueblo, como es su pretensión de imponer una reforma fiscal regresiva.

No hay comentarios