Compartir

Servicios/Caribbean Digital

SANTIAGO. La empresa Cementos Cibao graduó este jueves a diez empleados, quienes participaron de un curso para aprender a leer y escribir, como parte del compromiso de la entidad de contribuir con el plan nacional de alfabetización “Quisqueya aprende contigo”, que ejecuta el gobierno del presidente Danilo Medina.GRADUACION

Denisse Rodríguez, presiente de Cementos Cibao, destacó el interés de esa empresa en trabajar en la capacitación de sus empleados, en especial aquellos que nunca habían tomado un lápiz en sus manos.

“Me siento emocionada y contenta de ver a estas personas graduarse. Me trae recuerdos de mi querida e inolvidable madre, quien por muchos años fue educadora, formando niños y jóvenes. Por eso, este plan de alfabetización me llena de satisfacción y alegría, viene a abrir una ventana de mejores posibilidades de desarrollo laboral e intelectual”, dijo Rodríguez.

Las personas que participaron del curso de aprendizaje son Danilo Antonio Mendoza, Yovanni Henríquez Trinidad, Mártires de la Cruz, Pascacio del Carmen, José Luis Rosario, Domingo Muñoz, José Isabel, Rafael Antonio Vázquez, Lorena Peña y Eduardo Vázquez.

Al acto de entrega de certificados realizado en las instalaciones de Cementos Cibao de la comunidad Palo Amarillo, asistieron la gobernadora y coordinadora del plan nacional de alfabetización en esta provincia, Aura Toribio; el asesor regional de educación para adultos del ministerio de Educación, Carpían de León; y la profesora Arisleida Grullón, quien fue la maestra de los anteriormente iletrados.

La gobernadora Toribio, destacó el esfuerzo que viene realizando la empresa cemento Cibao, en la ejecución de programas sociales que contribuyen con el desarrollo de personas de escasos recursos de esta ciudad.

“Queremos valorar la voluntad de ustedes los graduandos, porque ya serán reconocidos como personas que saben leer y escribir y eso es un paso significativo que han dado. Agradecemos a la empresa cemento Cibao, porque este plan de alfabetización necesita la integración general de todos los sectores, entre ellos el empresarial”, dijo Toribio.

La funcionaria informó que en esta ciudad existen 2,500 núcleos de capacitación, además de decenas de entidades que capacitan personas de manera independiente.

Los graduandos dijeron sentirse orgullosos porque ya saben leer y escribir, situación que les ha transformado la vida grandemente. Agradecieron la oportunidad que les dio la empresa para la cual laboran e invitaron a quienes tengan la disposición, que aprovechen los programas educativos.

“Cuando yo comencé el programa de aprendizaje, no sabía ni siquiera coger un lápiz. La profesora tenía que ayudarme a cogerlo en la mano. Pero gracias a Dios, poco a poco fui aprendiendo a escribir la (letra) A, hasta aprender el abecedario. Todavía tengo algunos inconvenientes para leer completamente, pero me defiendo y voy aprendiendo cada día mas”, dijo Rafael Antonio Vázquez, uno de los participantes.

No hay comentarios