Compartir

Servicios/Caribbean Digital

NAGUA.-El Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) filial Nagua, iniciaron la tarde de este jueves un espacio de solución al conflicto entre el periodista Johnny Alberto Salazar y el abogado Pedro Baldera.

Aurelio Henríquez, presidente nacional del CDP. Archivo.

Aurelio Henríquez y Fidia Mateo, presidente nacional del CDP y secretario general de la filial Nagua, del SNTP Nagua, se reunieron por separado con las partes  y acordaron reunirse el próximo viernes 3 de febrero, con la mediación de personalidades distinguidas y de respeto del municipio, con la finalidad de explorar la posibilidad de poner fin al conflicto.

Entre los participantes en el encuentro estarían Manuel María Mercedes, presidente de los Derechos Humanos y Manuel Salazar, presidente del Partido Comunista del Trabajo (PCT), instituciones a la que pertenece Balbera, mientras que de parte de los gremios participarán Aurelio Henríquez y Fidias Mateo.

Asimismo fueron invitados el Padre Rogelio Cruz, y tres personalidades escogidas por Johnny Alberto Salazar, mientras que Baldera recomendará a tres  personalidades religiosas (católica y evangélica), dirigentes comunitarios que han visto con preocupación el giro que ha tomado el conflicto entre ambas familias.

Las partes, Baldera y Salazar,  confirmaron que aceptan la mediación iniciada por los gremios periodísticos con miras a buscar la armonía entre ambas familias, que anterior a este caso, mantenían estrechos lazos de amistad y confraternidad.

Se recuerda que Johnny Alberto Salazar fue condenado en primera instancia a seis meses de prisión y al pago de un millón de pesos por indemnización a favor de Pedro Baldera, quien tuvo ganancia de causa en un tribunal en la demanda de difamación e injuria incoada  en contra del periodista Salazar.

El conflicto tiene varios meses en los tribunales del municipio, y luego de dar a conocer la sentencia el pasado jueves 19 del corriente mes, se ha desatado una serie de denuncias de violación a los derechos tanto de una parte como de otra, hasta llegar a ser preocupación de instituciones internacionales  de gran valía.

Para este jueves 26 de enero, el tribunal había citado a las partes para leer la sentencia, pero por razones atendibles entre ambos sectores, la jueza decidió entregar dicha sentencia por secretaría en la mañana del viernes 27 de enero.

No hay comentarios

Deja un comentario...