Compartir

Servicios/Caribbean Digital

 

“Secundamos la posición de organismos internacionales como la SIP, RSF y nuestro propio gremio en el país, ya que entendemos que la modificación sometida ante el Congreso Nacional del
Código Penal, representa un atraso para la Libertad de Expresión ” Geidhy de la Cruz y Rose Mary Santana, presidentas filiales CDP en Puerto Rico y la Florida.

 

Miami, FL-Las filiales del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) en San Juan, Puerto Rico y la Florida, reclamaron a los legisladores en la República Dominicana  la despenalización de los delitos de prensa contenidas en el recién sometido proyecto de ley de modificación al Código Penal, lo que para ambos organismos periodísticos “constituye un verdadero atropello para la libertad de expresión y laceración a la libertad de prensa”.

“Bajo ningún concepto los periodistas dominicanos debemos permitir que sea aprobada esta modificación de la Ley 61-32, artículos 191 y 193, donde se consigna que “periodistas que critiquen a funcionarios públicos podrían enfrentar penas de prisión de hasta tres años y multas de hasta nueve salarios mínimos”, sostuvieron Geidhy de la Cruz y Rose Mary Santana, presidentas de las filiales del CDP en San Juan, Puerto Rico y la Florida, de manera respectiva.

De la Cruz sostuvo que “es una amenaza grave para la libertad de expresión en la Republica Dominicana. Esta pieza viola, sin descaro, verdaderos principios básicos del periodista, para coartarlos y evitar investigaciones a funcionarios que pudieran malversar fondos, sin que nadie se atreva denunciar. Sancionar con prisión la difamación e injuria, no es lo que corresponde”.

“Me aterra la posición que, finalmente puedan adoptar los diputados con el proyecto de ley que busca modificar el Código Penal, lo cual entiendo, es inconstitucional. Al igual que planteó el ex presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Rafael Molina Morillo, los funcionarios públicos como servidores del país, deben estar disponibles para rendir cuentas de sus acciones y a dejarse cuestionar e investigar en cualquier momento o circunstancia” según puntualizó Geidhy de la Cruz.

Mientras que Rose Mary Santana, presidenta del CDP en la Florida, recordó sus palabras en el acto de toma de posesión del gremio. “En aquella oportunidad, hace solo un par de meses, basada en hechos en mi país y en opiniones de altos organismos internacionales, alerté sobre la existencia de graves indicios de debilitamiento de la libertad de prensa en República Dominicana”.

“Hoy, estamos viendo los aprestos en este sentido. A mi entender, esta reforma al Código Penal y la Ley 61-32 sobre Expresión y Difusión del Pensamiento son ejemplos de que realmente en la República Dominicana existe un debilitamiento de la Libertad de Prensa”, dijo la periodista.

“Bajo ninguna circunstancia los periodistas dominicanos podemos permitir este intento, retrógrado por demás, de modificación al Código Penal y retroceso para la Libertad de Expresión y de Prensa. Estaremos vigilantes y hemos de constituirnos en una sola voz a nivel mundial para impedir que los legisladores aprueben esta modificación”.

 

“Secundamos la posición de nuestro presidente Aurelio Henríquez, de Olivo de León del SNTP, de Rafael G. Santana y del Movimiento Intergremial Solidaridad Periodística entre otros. Así también la de organismos como la SIP, RSF, la Corte Interamericana de Derechos Humanos y todos los que se han expresado en este sentido y que se mantienen atentos al tema”.

Santana también aprovechó para expresar su “solidaridad con los periodistas Genris García, Jhonny Alberto Salazar y Robert Vargas, quienes en el ejercicio de su profesión “han sido víctimas de intento de coerción de libertad de prensa”.

No hay comentarios

Deja un comentario...