Compartir
Olivo De León, presidente del CDP. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO.- El Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) calificó como un atentado a la libertad de prensa y a la libre difusión de las ideas, el sometimiento a la justicia y la demanda por diez millones de pesos (RD$10,000.000.00) contra los periodistas Robert Vargas y Julio Benzant, editor y reportero del portal  Ciudadoriental.org, respectivamente.

Olivo De León, presidente del CDP. Archivo.
Olivo De León, presidente del CDP. Archivo.

 

Olivo De León, presidente del CDP, consideró que la acción judicial del diputado Alfredo Martínez constituye un acto de persecución contra los periodistas que lo único que han hecho es cumplir con su deber de difundir informaciones en su medio.

Calificó de baladíes los argumentos esgrimidos por Martínez para querellarse contra Vargas y Benzant, y lo consideró como una excusa para arremeter contra los comunicadores sociales.

Sostuvo que con su actitud, Martínez demuestra la hipersensibilidad de su piel y su intolerancia frente a informaciones que apenas tocan su nombre, como referencia, sin involucrarlo en ningún delito, como el caso de la noticia relativa a que la Policía busca en la mansión del diputado a un sospechoso de asesinar teniente en El Tamarindo.

Con relación a la información que da cuenta del asesinato de un prestamista que había reclamado investigaran a un hermano del diputado Alfredo Martínez, lo único que hace es que ofrece una información del asesinato de un prestamista que había advertido que si le pasaba algo que investigaran esa persona.

Se preguntó por qué si el diputado se sintió agraviado con las publicaciones, no reclamó la publicación de la nota aclaratoria o la rectificación de la misma, sino que procedió a un sometimiento a la justicia?.

Olivo De León dijo que con su actitud, Martínez demuestra que le disgusta Robert Vargas, Julio Benzant y el periódico digital Ciudadoriental.org a quienes trata de silenciar.

Le advirtió al diputado y querellante contra los periodistas, que tanto Vargas como Benzant cuentan con todo el apoyo del CDP, de sus abogados, de sus medios, de sus compañeros.

Indicó que el CDP, ni los periodistas, ni Ciudad Oriental no se dejarán intimidar por las acciones de Martínez, y que por el contrario el periodismo que hacen  debe ser cada vez más en beneficio de la comunidad donde se desenvuelve, de la sociedad en general, de la objetividad y la verdad.

El presidente del CDP sostuvo que Martínez intenta callar el periódico Ciudadoriental, su director y sus redactores, faltando con ello a un principio fundamental de la democracia, que es el de la tolerancia al ver su nombre en informaciones.

Consideró que este es uno de los medios más plurales e independientes que existen en el país, además de que es consciente de su compromiso social con su comunidad, el municipio de Santo Domingo Este, y con la República Dominicana.

Recordó que con ello, el diputado se olvida de que es un funcionario público y que por tanto siempre estará expuesto a críticas, exposiciones e informaciones, a veces favorables y otras desfavorables.

Entiende que sería preferible que Martínez diga, de una vez por todas, las causas que lo llevan a demandar por RD$10,000.000 a los periodistas y su medio.

No hay comentarios

Deja un comentario...