Compartir

Los cazas interceptores MiG-31 de la Flota del Pacífico de Rusia han destruido un misil de crucero supersónico que se desplazaba a más de 12.000 metros de altura y a tres veces la velocidad del sonido, informa el servicio de prensa del Ministerio de Defensa ruso.

El hecho tuvo lugar este lunes, en el marco de unas maniobras de vuelo táctico cuyo objetivo era interceptar misiles de crucero supersónicos en la estratosfera.

El misil de crucero fue lanzado desde un buque ‘enemigo’ que se encontraba en el mar de Ojotsk, en la parte occidental del océano Pacífico, y fue destruido por misiles aire-aire disparados por los cazas que despegaron desde el aeródromo de Elízovo, en la península de Kamchatka.

El caza interceptor MiG-31 (Foxhound, según la clasificación de la OTAN) es un biplaza de cuarta generación desarrollado por la URSS hace más de 25 años. Desde el 2012 ha sido sometido a un amplio programa de actualización. Gracias al radar Zaslon-M, su alcance de localización y destrucción de objetivos ha aumentado hasta 320 y 280 kilómetros de distancia, respectivamente.

Concebido para interceptar aeronaves enemigas, misiles de crucero a cualquier altitud y velocidad y satélites en órbita baja, el MiG-31 es capaz de realizar un seguimiento automático de hasta 24 objetivos y atacar a ocho de ellos.

Fuente de noticia

No hay comentarios

Deja un comentario...