Compartir

Pedro Jiménez

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, República Dominicana.-El ministerio de Industria y Comercio debe de buscar mecanismos para frenar las constantes alzas que se registran en los precios de los combustibles, ya que eso genera una espiral inflacionaria en los productos de la canasta familiar, asi como en los bienes y servicios, consideró el secretario general de la CASC, en esta ciudad, Vicente Díaz.

Díaz fue enfático  al señalar que los reajustes en los precios de los combustibles lesionan los bolsillos de los trabajadores.

“Entendemos que ya la situación se torna inaguantable, porque esas alzas se reflejan en los productos de primera necesidad, y otros servicios que son vitales para los sectores de menores ingresos de la población¨, preciso Díaz.

El dirigente sindical explicó que debido a esa situación, los trabajadores están padeciendo una miseria espantosa, por lo que se hace necesario resolver ese problema cuanto antes.

Subrayó que los trabajadores dominicanos no ganan lo suficiente para hacer frente a la situación que padecen, mientras funcionarios del gobierno se hacen cada vez más ricos.

Díaz, dirigente de la Federación CASC de Santiago, filial de la Confederación Autónoma  Sindical Clasistas, aseguró que pondrán en ejecución un programa de acciones tendentes a flexibilizar al gobierno, para que se tomen medidas que beneficien a la clase trabajadora.

Vicente Díaz, llamó al gobierno a resolver esa situación, antes que la situación se deteriore aun más, porque eso resultaría altamente peligroso para la estabilidad democrática del país.

No hay comentarios