Compartir

Pedro Jiménez

Redacción/Caribbean Digital

PUÑAL, Santiago.-A juicio de la directora de Casa Abierta de esta ciudad, Raidiris Cruz Sánchez, en el 42 por ciento de los casos los padres utilizan el maltrato físico para corregir a sus hijos e hijas menores de edad.

Sostuvo que ninguna forma de violencia hacia niños y niñas es justificable, y aseguró que todas las formas de violencia son prevenibles.

La directora de la sede en Santiago de Casa Abierta  habló en este municipio al dejar iniciada una feria educativa  para promover una educación que enfrente la violencia y el castigo corporal como forma de disciplina en los centros escolares y los hogares que reciben los niños y las niñas.

La promotora social reiteró que las investigaciones realizadas en la República Dominicana se comprobó que el maltrato físico a los menores es de un 42 por ciento de los casos utilizados por los padres y las madres para realizar las correcciones en el seno del hogar.

“La violencia tiene consecuencias devastadoras sobre la infancia y expone a los sobrevivientes para el resto de sus vidas a los peligros que suponen los problemas de salud, sociales, emocionales, de no ser las víctimas atendidas de manera adecuada”, manifestó la señora Cruz Sánchez, durante el acto de apertura de la feria: Leyendo y escribiendo construimos un mundo de paz”.

Dijo que Casa Abierta, institución comprometida en promover procesos de toma de conciencia sobre los diversos problemas de la población, está luchando para prevenir todo tipo de violencia y procura generar una cultura de paz.

La Feria, montada en el Club Vargas de esta población, contó con la coordinación de la escuela profesora María Miranda, del municipio de Puñal y del Programa Escuelas Efectivas de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCAMAIMA).

La actividad educativa  fue auspiciada por los ayuntamientos de LIOA de España y del municipio de Puñal.

Durante todo el día cientos de habitantes de la zona estuvieron disfrutando de las exposiciones de los temas que giraron en torno a la posibilidad que tiene la humanidad de aprender formas alternativas de disciplina positiva, colocando límites con firmeza y sin agresividad, con firmeza y amor.

No hay comentarios

Deja un comentario...