Compartir
El Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez López Rodríguez. Archivo.

Caribbean Digital

SANTO DOMINGO./ El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez advirtió en esta ciudad que el ambiente político en el país se ha enrarecido en los últimos días, con las acusaciones y contraacusaciones que se lanzan en medio del proceso electoral  los actores políticos.

El Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez López Rodríguez. Archivo.

En ese aspecto, hizo un llamado a los líderes a que cumplan con su responsabilidad histórica frente al país, ya que “tenemos un pueblo digno que observa una conducta cívica como pocos en el mundo”.

López Rodríguez, al referirse al Pacto de Civilidad firmado por los diferentes candidatos  presidenciales que tercian en el actual proceso electoral, señaló, “que nosotros hicimos lo que teníamos que hacer, hicimos un llamado a los líderes a que firmaran el pacto entre ellos mismos, pero ellos son los artífices, los protagonistas y los responsables”.

El cardenal le pidió a Dios que les dé serenidad a los políticos para que mantengan una postura adecuada, para que el ambiente electoral no se enrarezca aún más antes del próximo 20 de mayo, día de las elecciones.

LA FAMILIA

El prelado católico habló luego de dictar una conferencia sobre la familia, como parte del programa desarrollado por la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, en el marco del 50 aniversario de su fundación, donde también intervino el  prefecto de la Congregación para la Educación Católica, monseñor Zenón Grocholewski.

López Rodríguez advirtió, parafraseando al beato Juan Pablo II, que el futuro de la humanidad se fragua en la familia, advirtiendo de los factores que en esta sociedad atentan contra ese núcleo primario de la Iglesia.

El cardenal consideró que el divorcio, el aborto y la dispersión, donde padres e hijos ayudados por los adelantos tecnológicos andan cada cual por su lado, son de los factores que amenazan en la actualidad la unidad familiar y el matrimonio como un sacramento.

En ese orden consideró que muchos gobiernos irresponsables y organismos internacionales promueven políticas que atentan contra la familia, por lo cual es necesario un  compromiso de la Iglesia para trabajar contra esa situación.

En la actividad estuvieron además, varios obispos entre ellos el nuncio apostólico y Julio César Castaños Guzmán, quien también tuvo una conferencia en el teatro de la PUCMM.

Fuente: El Nacional

No hay comentarios