Compartir
Lee Joon-seok (centro), capitán del ferri que se hundió en la costa de Corea del Sur, a su llegada a los cuarteles de la policía en Mokpo, al sur de Seúl, el 19 de abril de 2013. (Foto de AP/Yonhap, archivo) Prohibido su uso en Corea del sur

Caribbean Digital

MOKPO, Corea del Sur, (AP).- Uno de sus colegas dice que el capitán Lee Joon-seok es el hombre más amable de bordo del barco, sin embargo, el día en que su nave se hundió él fue captado en un video, a salvo en la costa, mientras cientos de personas estaba atrapadas dentro del navío. Lee ha pasado más de 40 años en el mar y puede hablar con elocuencia de la parte romántica y el peligro de vivir a bordo de barcos.

Lee Joon-seok (centro), capitán del ferri que se hundió en la costa de Corea del Sur, a su llegada a los cuarteles de la policía en Mokpo, al sur de Seúl, el 19 de abril de 2013. (Foto de AP/Yonhap, archivo) Prohibido su uso en Corea del sur
Lee Joon-seok (centro), capitán del ferri que se hundió en la costa de Corea del Sur, a su llegada a los cuarteles de la policía en Mokpo, al sur de Seúl, el 19 de abril de 2013. (Foto de AP/Yonhap, archivo) Prohibido su uso en Corea del sur

Pero ahora su reputación depende de los sucedido la semana pasada, cuando tardó en ordenar la evacuación del ferri y aparentemente lo abandonó en uno de los primeros barcos que llegaron al rescate, dejando atrás a más de 300 personas que ahora están desaparecidas o muertas, en su mayoría, adolescentes.

“Era un hombre generoso, una buena persona”, dijo el timonel Oh Yong-seok, de 57 años, refiriéndose a su jefe, quien siempre quería saber cómo estaban su esposa e hijos y que gozaba prestando consejos profesionales y personales. “Probablemente era la persona más amable en la nave”.

No hay comentarios

Deja un comentario...