Compartir
Canciller dominicano, Carlos Morales Troncoso. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO./ El Ministro de Relaciones Exteriores, ingeniero Carlos Morales Troncoso, valoró la significación de la inaugurada residencia del Embajador dominicano en Haití como símbolo de la estabilidad y permanencia de las relaciones entre la República Dominicana y la vecina nación.

Canciller dominicano, Carlos Morales Troncoso. Archivo.

Consideró que la amplia, confortable y elegante residencia, inaugurada este viernes por el Presidente Leonel Fernández, es además la clara representación de la fortaleza de las relaciones bilaterales, así como de vínculos duraderos y fructíferos.

“La estabilidad y la permanencia son la más clara representación de fortaleza, de  vínculos duraderos y fructíferos y también de que en nuestras respectivas políticas exteriores compartimos valores comunes”, expresó.

El Canciller recordó que durante el terremoto que dos años atrás derribó las principales estructuras oficiales y privadas junto a miles de viviendas en la capital haitiana, también la residencia del representante diplomático dominicano, entonces una vieja propiedad, resultó gravemente afectada.

Tras agradecer al Presidente Fernández la construcción de la hermosa y digna residencia, Morales Troncoso ponderó la construcción de la universidad Henri Cristophe,  iniciativa que calificó como la más poderosamente simbólica donación que hace el pueblo dominicano al pueblo haitiano.

“Es una poderosa representación del vigor de los lazos con Haití, de la firmeza de nuestras relaciones y del compromiso del gobierno dominicano con los numerosos esfuerzos de cooperación que conducirán a la reconstrucción de este país y con el mejoramiento de las condiciones generales de vida de su población”, resaltó.

No hay comentarios

Deja un comentario...