Compartir
Alcalde de San Francisco de Macorís, Félix Manuel Rodríguez Grullón. Foto de archivo

Servicios/Caribbean Digital

La Fundación Justicia y Transparencia (FJT), entidad que para evitar la impunidad se querelló contra el alcalde municipal de San Francisco de Macorís, Félix Manuel Rodríguez, y que recurrió su puesta en libertad, dijo  que es un verdadero abuso y una burla al pueblo de San Francisco de Macorís, que en la actual situación el Alcalde designe una tesorera municipal.

Alcalde de San Francisco de Macorís, Félix Manuel Rodríguez Grullón. Foto de archivo
Alcalde de San Francisco de Macorís, Félix Manuel Rodríguez Grullón. Foto de archivo

Francisco Leger Carrasco, apoderado por la FJT para dar seguimiento al caso, le pidió al alcalde renunciar del puesto municipal, en razón de que ha perdido la credibilidad y la confianza pública, que los electores depositaron en él confiándoles su voto.

Se trata de un imputado que, como todos, se dice inocente. Pero primero escapó, sustrayéndose al proceso, y tuvo que ser entregado por autoridades de su partido, para evitar el escarnio público –dijo Leger Carrasco–.

Reiteró que la FJT solicitó en el caso una indemnización de RD$100 millones en favor del municipio de San Francisco de Macorís, para que sean invertidos en obras a través del presupuesto participativo, como forma de que el pueblo se recupere de la pésima administración realizada por el Alcalde Rodríguez.

La FJT solicita al Consejo de Regidores sustraerse al influjo negativo del Alcalde Rodríguez, disponiendo que sea relevado de la administración del Ayuntamiento hasta que la justicia decida su caso. En todos los países del mundo –sostuvo Leger Carrasco– cuando un funcionario público es imputado de algún hecho lo primero que hace es retirarse, permitiendo la investigación del asunto.

No hay comentarios

Deja un comentario...