Compartir
El director ejecutivo de FEDOMU, Víctor D’ Aza, se dirige a los presentes en la X Asamblea General de Municipios.

Redacción/Caribbean Digital

LAS TERRENAS, Samaná./ Un amplio debate sobre protección del medio ambiente, gestión de riesgo y seguridad ciudadana protagonizaron técnicos en la materia, durante la X Asamblea General de Municipios, celebrada exitosamente en esta ciudad por la Federación Dominicana de Municipios (FEDOMU),  para crear conciencia a los gobiernos locales.

El director ejecutivo de FEDOMU, Víctor D’ Aza, se dirige a los presentes en la X Asamblea General de Municipios.

El encuentro tuvo como escenario el salón de actos del hotel Bahía Príncipe, del 30 de noviembre al 2 de diciembre.

Directivos de FEDOMU.

Participaron alcaldes, directores distritales y concejales de diferentes puntos del país,  legisladores y funcionarios del gobierno central.

Asistieron como invitados especiales el ministro de Administración Pública, Ramón Ventura Camejo, el secretario general de la Liga Municipal Dominicana (LMD), Fidias Aristy, y el senador de La Altagracia, Amble Aristy Castro.

El presidente y director ejecutivo de FEDOMU, Félix Rodríguez y Víctor D’ Aza, respectivamente, destacaron por separado la importancia de este tipo de encuentros que contribuyen al desarrollo y mejoramiento de los ayuntamientos para el bienestar de la población.

Las exposiciones sobre gestión de riesgo, medio ambiente y seguridad ciudadana estuvieron a cargo del geólogo Osiris de León, el viceministro de Medio Ambiente, Julio Ortiz, el viceministro de Interior y Policía, Antonio Píxel, y técnicos medioambientales de organismos internacionales.

“Las muertes y daños materiales provocados por las inundaciones recientes son atribuidas a la ausencia del plan de ordenamiento territorial nacional”, afirmó De León.

Dijo que la presa de Tavera representa el mayor peligro en la cuenca baja del río Yaque del Norte, desde Santiago hasta Montecristi, la presa de Hatillo un peligro de inundación en la cuenca baja del río Yuna, conocida como Bajo Yuna, y el río Camú  constituye el segundo peligro de inundación en la cuenca baja del río Yuna, donde la gente pobre vive a orillas del río.

El viceministro de Medio Ambiente, Julio Ortiz, sostuvo que los ayuntamientos deben empoderar las unidades de gestión ambiental y elaborar programadas de educación ciudadana.

Dijo que entre las debilidades de los cabildos están la carencia de personal de recursos humanos capacitados en la gestión ambiental.

“Nos encontramos con proyectos que no son viables, pero cuentan con los permisos municipal, manifestó.

El viceministro de Interior y Policía, por su parte, dijo que la seguridad ciudadana en el país se ha corrompido y que todos los gobiernos tienen una deuda social en ese sentido con la sociedad dominicana.

Antonio Píxel afirmó que desde Interior y Policía se trabaja para que la Policía no sea represiva, sino que prevenga  hechos delictivos.

Llamó a los ayuntamientos a trabajar unidos con las autoridades para enfrentar hechos de violencia y delincuencia.

No hay comentarios

Deja un comentario...