Domingo Hernández. Archivo
Domingo Hernández
Las cuatro primeras jornadas de la delegación de República Dominicana que participa en los Panamericanos Lima 2019, arrojan buenos augurios.
La cosecha de 13 preseas hasta ayer, representa un muy buen arranque, en donde deportes como pesas y el taekwondo, han ido a la varguardia, en cuanto a cantidad de preseas conquistadas.
Y que conste, todavía faltaban por definirse algunas medallas en boxeo, otras de las disciplinas que tradicionalmente ha cumplido papeles decorosos en este tipo de justas.
A propósito, cabe señalar sobre el pugilismo,que la actual selección nacional está relativamente en una etapa de transición, debido a que es conformada en su inmensa mayoría por muchachos jóvenes, de escasa experiencia en certámenes de este nivel, con muy escasas excepciones.
Leonel de los Santos…
 Y como caso excepcional, hay que citar el nombre de Leonel de los Santos, quien  es, sin quizás, el boxeador más experimentado que integra el seleccionado nacional.
La trayectoria de De los Santos está avalada por su  participación  en los pasados Juegos Olímpicos de Río, en el 2016; en el 2017 fue reconocido como Boxeador del Año; y  ganó medalla de bronce  Juegos Centroamericanos y del Caribe, de Barranquilla 2018, entre otras justas de trascendencia.
No obstante, aunque sin grandes pretenciones originalmente, el boxeo se ha hecho sentir desde el mismo inicio de su incursión en estos Juegos, tras varios de sus representantes asegurar, cuanto menos medallas de bronce.
Camino a superar a Toronto…
Entretanto, hay que valorar que  Dominicana, con dos preseas de oro,cuatro plata y siete bronce, al momento de escribir estas líneas, va camino a superar con creces la actuación que registró en  los Panamericanos de Toronto 2015.
Se recuerda que en aquella ocasión, el país totalizó 24 medallas, con tres oro, 11 plata y 10 bronce, dicho sea de paso.
De ahí el que, si tomamos en cuenta, que todavía resta mucho camino por recorrer, en razón de que apenas se han cumpildo las primeras rondas del certamen continental y de que, algunos deportes de combate, tales como el Judo y el Karate, sumado al voleibol femenino y el atletismo,entre otros, en los cuales se albergan grandes esperanzas medallisticas, aún no han entrado en acción,  entonces hay que colegir en que existen razones más que suficientes para estar optimistas al respecto.
Ahora bien, no deberíamos tomar como punto de referencia la labor de Toronto. Debemos mirar más allá. Ocurre que ésta, en honor a la verdad,  ha sido una de las más tímidas de la delegación quisqueyana en los últimos tiempos.
Lo ideal es que se asuma el parámetro de la actuación de nuestros atletas en los Panamericanos de Santo Domingo 2003, en cuya oportunidad, en condición de anfritrión, Dominicana se alzó con un total 41 medallas (cantidad récord), repartida de la siguiente manera: 10 oro, 12 plata y 19 bronce. ¿Será posible…? No puede descartarse.
Esto es así, porque en el 2007, en los Panamericanos de Río de Janeiro, los criollos lograron 29 preseas: 6 oro, 6 plata y 17 bronce y, posteriormente, en Guadalajara 2011, República Dominicana obtuvo 33: 7 oro, 9 plata y 17 bronce. Y ahí no éramos anfitriones. ¿Ven que no sería tan difícil…? De todas formas, esperemos. PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: Y para seguir con los Panamericanos,es prudente señalar que, en 1955, en la primera participación nativa en ese evento, Dominicana apenas ganó dos medallas: Una de oro y una de bronce. !Suena la campana! !Climmp!

Deja un comentario...