Compartir
Los bomberos cocinando.

Caribbean Digital

CANCA LA PIEDRA, Tamboril (Santiago).-Unos siete hombres que laboran de manera formal en el Cuerpo de Bomberos del distrito municipal de  Canca La Piedra en Tamboril, tienen que salir cada día a buscar leña y ubicar un punto seco en la  “rancheta”,  donde  opera la institución, para  encender un fogón y cocer sus alimentos.

Los bomberos cocinando.

El Cuerpo de Bomberos de Canca La Piedra, tiene siete hombres fijos, cuyos salarios son suplidos por la  Junta Distrital. Además, hay otros 17 voluntarios que no son pagados.

Los bomberos de Canca La Piedra, están bajo la responsabilidad del encargado distrital José Santana del Partido de la Liberación  Dominicana (PLD), al igual que el alcalde  de Tamboril.

Los bomberos, mientras se esforzaban para obtener llamas para cocinar, explicaron que llevaban dos semanas dependiendo de la leña, sin esperanza de abastecerse del  GLP para la estufa. Actualmente el galón de GLP se vende a  RD$103.40.

Este ritual lo repiten, todos los días y más de una vez, pero no es por voluntad,  es que no  tienen dinero para comprar el Gas Licuado de Petróleo (GLP), que muchas veces tienen que pagar de sus pobres salarios.

El pasado viernes un sargento de bomberos, sólo identificado como Aramy, hacía lo posible para encender una llama, con las dificultades de la humedad.

La meta era hacer la cena. De la misma manera que deben hacerlo todos los días para el desayuno y el almuerzo.

Soportan la humareda mientras esperan de comer o la llamada para actuar ante una emergencia.

Fuente: Acento.com.do

No hay comentarios