Compartir
Bodeguero dominicano.

Por Miguel Cruz Tejada

 

 

 

NUEVA YORK.- El bodeguero dominicano nativo de Jarabacoa, Pedro Quezada ganador de $338 millones de dólares en la lotería Power Ball del sábado de la semana pasada, pagó $30.000 dólares en la Corte de Familia de Paterson para saldar una deuda que tenía por la manutención de tres de sus cinco hijos que no ha sido identificado.

Bodeguero dominicano.
Bodeguero dominicano.

El flamante multimillonario dominicano, vistiendo chaqueta deportiva verde olivo de cara marca y escuchando en un audífono, a través de un intérprete el proceso de la vista, no parpadeó en aceptar la deuda y pagarla de inmediato.

La sala estaba repleta de reporteros de medios locales, nacionales e internacionales, quienes han seguido a Quezada desde que se dio a conocer como el ganador del cuarto sorteo del Power Ball más rico en la historia.

Ocho hombres acompañaban al bodeguero y habló a través de un intérprete en español. La audiencia fue muy breve.

Un juez de la Corte de Familia del condado de Passaic había puesto una orden de arresto contra Quezada por la deuda y lo conminó a comparecer al tribunal hoy lunes a las 1:30 de la tarde.

El portavoz de la Oficina del Sheriff del Condado, William Maer confirmó el dato. Quezada tiene cinco hijos, algunos de los cuales viven con su madre en Carolina del Norte.

El pago abarca a tres de los niños.

“Eres una persona especial ahora debido a la suerte que tuviste con la lotería, pero la inversión que puedes hacer es la de invertir en tus hijos”, le dijo al bodeguero el juez Ernest M. Caposella que dirige la División de Familia en el Tribunal Superior de Passaic.

Quezada respondió con un movimiento positivo de la cabeza, mientras el magistrado se dirigía a él.

El juez aclaró que el único propósito de la audiencia fue el de revisar la deuda que tenía Quezada y ponerle una fecha específica para que la pagara.

El afortunado jarabacoense tenía que pagar $141 dólares a la semana por sus tres hijos, luego que su ex compañera lo sometiera a la corte para exigirle compulsivamente cumplir con la responsabilidad.

“El único procedimiento hoy sobre este caso, es el de revisar los atrasos

No hay comentarios

Deja un comentario...