Compartir
Billeteros. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO./ El Consejo Nacional de Organizaciones de Billeteros (CONOBI) reclamó a
las autoridades competentes su inclusión en el plan de venta de
billetes y quinielas electrónicas que se comercializará a través la
empresa Kamalia.

Billeteros. Archivo.

Los representantes del CONOBI dicen estar conscientes de que la nueva
tecnología impone cambios, pero entienden que los billeteros tienen
derechos adquiridos a continuar vendiendo los billetes, quinielas y
otros productos de la Lotería Nacional

El CONOBI está integrado por Manuel de Jesús Gil, presidente de la
Federación Nacional de Billeteros, Marcelino Lebrón del Consejo de
Administración del Plan Social del Billetero y  Martín Mena,
presidente del Sindicado Nacional de Billeteros, quienes actúan de
manera conjunta en la defensa de los intereses de los billeteros del
país.

Pidieron al administrador de la Lotería Nacional, José Francisco Peña
Tavárez, intervenir para que los billeteros y quinieleros tengan
acceso al Sistema de Bancas de Loterías Terminales Móviles, para
seguir ganando el sustento de su familia.

Recuerdan que hay más de 5 mil billeteros en todo el país y su
inclusión traería tranquilidad, porque se ganarían diariamente la
comida de su casa.

Manuel de Jesús Lebrón, recuerda que después de 50 años de servicios
en la venta de billetes y quinielas en todo el país, tienen derechos
adquiridos y que el Contrato firmado por la Lotería Nacional con la
empresa Kamalia no los excluye, al contrario es la vía idónea para
seguir subsistiendo en el negocio.

“Queremos reiterar nuestra posición de conquistas legítimas y derechos
adquiridos en la comercialización del Billete y Terminales de la
Lotería Nacional, mediante el Sistema de Bancas de Lotería ¨Terminales
Móviles, actividad desarrollada por miles de hombres y mujeres que
recorren cada día palmo a palmo la geografía nacional vendiendo los
billetes.

Recuerdan que la venta de billetes y quinielas es parte de la cultura
del pueblo dominicano, que desde hacen 130 años ha sido vendido por
miles de hombres y mujeres, en su mayoría iletrados, en los hogares,
pero que a partir de la nueva tecnología impone un cambio y saludan la
decisión de la Lotería Nacional iniciar un cambio.

Dijeron que con las Bancas de Loterías los billeteros fueron
prácticamente desplazados, pese a que les prometieron su participación
en el mercado, promesa no fue cumplida, pero que a partir de ahora no
se quedarán tranquilos hasta que se le respeten sus derechos
adquiridos y reclaman su participación en las ventas móviles, que
desde su punto de vista, no afectará a las bancas.

“La fuerza del mercado nos brinda la oportunidad de dejar los burros
para exhibir los billetes y cambiarlos por una máquina manual, que
permitirá vender el producto con la mismas características y más fácil
y una forma de resarcir los daños ocasionados a los billeteros a pesar
de tener sus derechos”, expresa Mena.

La incorporación que ha hecho la Lotería Nacional al contrato firmado
con la empresa que manejará el sistema electrónico, nos permitirá
ganarnos el sustento familiar y la institución continuar sus programas
sociales.

Recuerdan que las ventas de terminales móviles se viene desarrollando
desde hacen tres años como un ensayo, pero a partir de ahora podrán
desarrollarlo con la instalación definitiva de los sistemas
electrónicos y con el número de máquina registrada en la DGII, para
dar cumplimiento a la Ley 139-11.

Asimismo insistieron que el nuevo sistema le permitirá ampliar sus
beneficios porque  incorporarán otras modalidades de juegos que la
Lotería diseña para integrarlas a una nueva visión de sustento basado
en una LOTERÍA NACIONAL Comercializadora de sus propios productos.

Recuerdan que KAMALIA, S.A., registró  en tiempo hábil en la DGII y en
LOTERÍA NACIONAL el sistema de Bancas de Lotería ¨Terminales Móviles¨,
cumpliendo con el pago de sus impuestos, las leyes, reglamentos y
sobre todo traer la tranquilidad y la paz a miles de billeteros que se
ganarán el sustento familiar.

No hay comentarios