Compartir
De la AIREN: Mary Cruz López, Lina García, Carolina Feliz; del BID: Flora Montealegre y Mariana Wettstein

Servicios/Caribbean Digital

La unificación de criterios, la organización y formalización de las empresas y una mayor armonía en las familias fueron citados como factores claves en la permanencia de las empresas familiares a lo largo de distintas generaciones”, aseguraron la AIREN y una consultara del BID.

 De la AIREN: Mary Cruz López, Lina García, Carolina Feliz; del BID: Flora Montealegre y Mariana Wettstein

De la AIREN: Mary Cruz López, Lina García, Carolina Feliz; del BID: Flora Montealegre y Mariana Wettstein

La declaración la hizo Lina García, presidenta de la Asociación de Industriales de la Región Norte (AIREN), al participar en el acto de firma del protocolo familiar por parte del Centro de Belleza Cibao (CBC), el cual es el proceso 107 de este tipo que concluye el proyecto  “Implantación de Protocolo de Familia y Ámbitos de Gobierno en Pymes Dominicanas de la Región Norte.

El proyecto es ejecutado por la AIREN con apoyo del Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID-FOMIN).

  La actividad contó con la presencia de Flora Montealegre, representante del BID para República Dominicana, quien indicó que las pequeñas y medianas empresas son el motor del crecimiento económico en América Latina y República Dominicana.

Afirmó que el Banco (el BID) tiene un gran compromiso con este segmento empresarial y dijo que, en ese sentido, la AIREN ha sido un gran socio. También estuvo presente Mariana Wettstein, especialista Líder del FOMIN.

Carolina Feliz, directora ejecutiva de la AIREN, ofreció un conjunto de datos que revelan el comportamiento del proyecto. Entre ellos destacó que se han beneficiado 110 empresas, el 32% de ellas del sector industrial, el 39% del sector comercial y 29% del sector servicios.

También indicó que se ha impactado en la sostenibilidad de cerca de 2,000 empleos formales, así como en la capacitación de una “masa crítica” de 51 conductores formados en la metodología para facilitar la organización empresarial y la transición generacional. “Contamos ahora con este grupo de consultores, capacitados con el apoyo del INFOTEP y de la PUCMM, que constituyen expertos disponibles para la región y para el país”, expresó Feliz.

Afirmó que con el proyecto se ha contribuido a fortalecer la profesionalidad de las PYMES, se ha mejorado sus posibilidades de supervivencia y de acceso al financiamiento, se han implementado y desarrollo herramientas de gobierno corporativo, se ha fortalecido la unidad familiar y los valores de los fundadores, así como se ha establecido con claridad el proceso de transición de la dirección de las empresas a las generaciones siguientes.

Al dar las gracias en nombre de la familia, Rubiana García Noyola expresó: “Nos hemos dado cuenta de que somos una familia que nos complementamos y eso nos permite creer que la tercera generación va a quedarse y ampliar este legado”.

No hay comentarios

Deja un comentario...