Compartir

Servicios/Caribbean Digital

Rompiendo el tradicional esquema de la música típica, donde acordeonistas, guireros y tamboreros suelen ser protagonistas de las agrupaciones, el cantante, arreglista y compositor Jhonny Betance,  salió al ruedo artístico con la promesa de mantener la innovación y revolución del género vernáculo del Cibao, sin descuidar sus bases rítmicas.

En compañía de su saxofón y un teclado, instrumentos que en escena demostró manejar con maestría, el joven músico acomodo a cientos de bailadores, quienes nunca despejaron la pista del centro de diversión Típico Montebar Las Colinas, en una primera entrega que se extendió por dos horas 27 minutos.

Tras una espera que sembró en el público las expectativas, el experimentado artista a quien se le atribuye ser el creador de grandes éxitos del merengue típico moderno, presentó credenciales con el tema “Es fácil pedir perdón”, popularizado por el bachatero Ronald Núñez.

Seguido a este tema el revolucionario de la música típica sumó un repertorio de creaciones a su estilo, de las cuales se desprende su eslogan “acomodando al bailador”.

Betance quien viene de cosechar grandes éxitos en agrupaciones trascendentales como Parada Joven, Kerubanda, y otros proyectos musicales, también deleitó al público con un despliegue de clásicos tradicionales de la música del Cibao, los llamados merengues derechos.

La primera oferta musical en público de Betance incluyó también un popurrí de temas del bachatero Luis Segura, como era de esperarse adaptado a su estilo musical, que lo ha hecho popular.

El artista oriundo de la provincia de Santiago Rodríguez,  tierra que ha parido grandes símbolos de la música nacional,  también demostró condiciones para interactuar con el público, además de entregar su música.

No hay comentarios

Deja un comentario...