Compartir
Osvaldo Virgil, primer dominicano que debuta en Grandes Ligas.

Rafael Baldayac

Redacción/Caribbean Digital

SANTIAGO, República Dominicana./ La historia de de las Grandes Ligas esta cargada de trascendentales acontecimientos que han contribuido a que este espectáculo este hoy  patentizado como el número uno en popularidad en los Estados Unidos y en muchos países de latinoamericanos, especialmente en la República Dominicana donde más de 80 bigleaguers estarán desde este jueves 31 de marzo en los roster oficiales de los 30 clubes del big show.

Manny Ramírez y David Ortiz, dos de los mejores exponentes dominicanos en las Grandes Ligas.

Como recordar es vivir, es oportuno comenzando la temporada del béisbol mayoritario, recapitular las hazañas y hechos más memorables de los dominicanos en su paso por la pelota de Grandes Ligas.

Osvaldo Virgil, primer dominicano que debuta en Grandes Ligas.

Tomando en cuenta su impacto y trascendencia expondremos los 10  momentos más preponderantes protagonizados por los peloteros criollos desde su llegada hace medio más de medio siglo al mejor béisbol del mundo.

1.- La Espectacular Batalla de Jonrones. Sosa vs. McGwire. El 13 de Septiembre de 1998. Figura Principal: Sammy Sosa,  único jugador en conectar 60 cuadrangulares o más en tres temporadas diferentes. La épica competencia se origina en un momento en que se necesitaba rescatar el béisbol de las Grandes Ligas.

Con una extraordinaria aceptación de popularidad de los aficionados Sammy Sosa se enfrento a McGwire en un duelo que provoco una especie de locura colectiva, mientras el record de 61 jonrones de Roger Maris se desplomaba de forma estrepitosa, después de permanecer intacto desde 1961.

Ese  13 de septiembre, Sammy empato el record de jonrones con el inicialista de los Cardenales, pegando dos contra los Cerveceros de Milwaukee para llegar a 62 dejando atrás Babe Ruth y Maris de un solo tiro.

Mientras que el 23 de septiembre, un día después que el huracán “George” devastara Republica Dominicana, y con el norteamericano con dos delante en la carrera jonronera  el toletero dominicano despacho dos en Cincinnati para alcanzarlo otra vez 65-65.

El 27 de septiembre, último día de la temporada de 1998, concluía la más emocionante batalla deportiva de todos los tiempos.  Finalmente el nativo termino con 66 y el Big Mac con 70. Este hecho marco un nuevo renacer del béisbol mayoritario.

2.- Juan Marichal, Exaltado al Salón de la Fama del Béisbol de E.U.   El 31 de julio de 1983. Personaje central: Juan Marichal. Los dominicanos  festejaron por todo lo alto su exaltación al templo de los inmortales del béisbol, hecho que marco un hito para nuestro país. Ese día se elevo la bandera y se canto el himno nacional en Cooperstown.

Marichal era el primer latino en asistir a la solemne ceremonia, ya que el boricua Roberto Clemente (1973) fue exaltado luego de morir en un trágico accidente aéreo y el cubano Martin Dihigo (1977), había sido elegido por un comité especial por su labor en las ligas negras. Ambos fueron instalados en homenajes póstumos.

Ocho años después de su retiro el lanzador criollo recibió 313 votos para un 84% de los miembros de la Asociación Americana de Escritores de Béisbol.  Sus 243 victorias unido a sus grandes marcas lo llevaron a ser el único dominicano con este reconocimiento, un honor solo recibido por un reducido grupo dentro de miles y miles de peloteros que han pasado por las mayores.

3.- Debut del Primer Dominicano en las Mayores: Osvaldo Virgil. El 23 de septiembre de 1956. Protagonista. Osvaldo Virgil. Sin fanfarrias, sin anuncios, sin grandes expectativas, casi silenciosamente. Así ocurrió el debut Osvaldo Virgil en las Grandes Ligas con los Gigantes de Nueva York el domingo 23 de septiembre de 1956 en el estadio Polo Grounds de la Gran Urbe.

Virgil además, y pocas veces se cita este hecho, le toco romper la barrera racial en el conjunto de los Tigres de Detroit en junio de 1958, la penúltima franquicia en hacerlo 11 después del hito de Jackie Robinson.

Casi nadie recuerda que fue el primer coach criollo en las mayores con los Gigantes de San Francisco, y mucho menos aun, que fue este montecristeño de pura cepa, el primer dominicano que tuvo el honor de dirigir un equipo de Grandes Ligas en 1984, aunque de manera interina.

Tras su retiro comenzó una nueva carrera como coach de los Gigantes en 1969. La oportunidad de Osvaldo sobrevino en la temporada de 1984, cuando el piloto Dick Williams, de los Padres de San Diego, fue suspendido por 10 partidos, y le tocó suplantarlo en esas funciones. Luego estuvo con este en Montreal y Seattle.

RB//////  Continuará….

No hay comentarios

Deja un comentario...