Compartir

Caribbean Digital

Fuente: Diario Libre

SANTO DOMINGO./ Además de la carta donde Bartolo Colón autorizaba la entrega de copias del récord médico a investigadores de Major League Baseball, entre el lanzador y los doctores que aplicaron el intercambio de células madre parece que existen diferencias que no han salido a la luz.

Sergio Guzmán, uno de los médicos que trabajó en el procedimiento, reveló al periódico The New York Times que el tema del pago entre los doctores y el derecho de los Yanquis no ha sido resuelto.

“Queremos que él pague, queremos que esto sea en una situación armoniosa”, dijo Guzmán al Times. “No creemos que él pueda ignorarnos. Lo ayudamos a estar donde está hoy, por supuesto, además de su talento”.

Guzmán le dijo al diario estadounidense que ambas partes acordaron que Colón pagaría el 4% de cualquier contrato que firmara a futuro, por el tratamiento.

Colón, tras un regreso sorprendente por las ligas invernales del país y Puerto Rico, firmó por un pacto de US$900 mil con los Yanquis a principio de 2011, por lo que debería erogar a los doctores US$44 mil.

El doctor Leonel Liriano, quien también participó del procedimiento médico, reveló al Times a principios de junio que las copias médicas habían sido retenidas debido a que Colón debía dinero por el tratamiento.

El pasado martes, Guzmán entregó copias del récord médico de Colón en el Centro Unión Médica del Norte en Santiago a investigadores de las Grandes Ligas, 63 días después que la MLB había dicho que iniciaría una indagación sobre el proceso médico.

Tras recibir el material, los investigadores de MLB compararon las copias con los originales y se limitaron a decir que revisarán el material obtenido y continuarán con las indagaciones.

A Colón se le extrajeron células óseas de la pelvis, se centrifugaron y fueron colocadas en su hombro y codo derecho para reparar tejidos afectados.

Las Grandes Ligas buscan cerciorarse si durante el procedimiento se usó o no Hormonas de Crecimiento Humano (HGH por sus siglas en inglés), prohibida en el béisbol estadounidense.

No hay comentarios