Compartir
Barrick Gold. Archivo

Caribbean Digital

SANTO DOMINGO, RD.- El Diputado Carlos Gabriel García calificó la revisión del contrato de la Barrick Gold como un desafío moral del pueblo dominicano.   Manifestó que constituye una humillación para el país  “la vigencia  de un contrato que en los hechos es un regalo de la mina de Pueblo Viejo a los accionistas de la Barrick Gold”.

Dijo que en ninguna otra parte del mundo  le habían firmado a la multinacional del oro un contrato que le permitiera cobrarse primero el capital invertido y obtener previamente una tasa de retorno de un  10% antes de compartir los beneficios con el país dueño del yacimiento minero objeto de la explotación.

Expresó que es injusto que el gobierno pretenda superar el déficit fiscal que le afecta mediante el establecimiento de más impuestos a la población,  mientras a la Barrick Gold se le exonera de toda obligación impositiva de conformidad al contrato que le permite explotar la mina de Pueblo Viejo.

“La comunidad política nacional carece de argumentos  para promover  una nueva reforma fiscal que gravitará sobre la familia y las empresas dominicanas, mientras cerramos los ojos para no leer el contrato entre el Estado Dominicanicano y la Barrick Gold que establece, entre otros privilegios que la minera no pagará ningún tipo de impuesto hasta tanto no recupere sus inversiones”.  Precisó el legislador.

El Diputado Carlos Gabriel García sometió un proyecto de Resolución  a la Cámara de Diputados en la que se solicita al  Presidente de la República la revisión del contrato de explotación de la mina de Pueblo Viejo, Cotuí, por parte de la Barrick Gold Corporation.

En su iniciativa legislative senala que a los precios actuales del oro de US$1,770 por onza, esa mina supera los  42,000 millones de dólares, pero “la Barrick  Gold piensa quedarse con todo el dinero y solo dejarle a los dominicanos un extenso y profundo hueco minero, deforestado y lleno de aguas ácidas, y la inutilización de la gran presa de Hatillo.”

Consideró que la Barrick Gold no puede negarse a la revisión del contrato tan oneroso para el pueblo dominicano porque cuando lo compró a la Placer Dome el oro se cotizaba a 564 dólares por onza troy y estos momentos se encuentra a 1770 dólares por onza.

“El oro de Pueblo Viejo es propiedad del pueblo dominicano y sus beneficios deben ser utilizados para el desarrollo del pueblo dominicano.” opinó.

No hay comentarios

Deja un comentario...