Compartir
Los medios de comunicación, las organizaciones sociales y políticas, y el Congreso Nacional, se han unido a las voces de que el contrato con la Barrick Gold sea examinado. Foto de archivo

Por José Reyes Martínez

Especial/Caribbean Digital

 

 

SANTIAGO, RD./Satisface que hay un consenso  entre los distintos sectores que favorece que las autoridades y los ejecutivos de la Barrick Gold se sienten a renegociar los términos  del contrato de explotación de la mina de oro de Pueblo Viejo, ya que el actual resulta lesivo al interés de la nación.

Los medios de comunicación,  las organizaciones  sociales y políticas, y el Congreso Nacional,  se han unido a las voces  de que  el contrato  con la Barrick Gold sea examinado. Foto de archivo
Los medios de comunicación, las organizaciones sociales y políticas, y el Congreso Nacional, se han unido a las voces de que el contrato con la Barrick Gold sea examinado. Foto de archivo

 

Los medios de comunicación,  las organizaciones  sociales y políticas, y el Congreso Nacional,  se han unido a las voces  de que  el contrato  con la Barrick Gold sea examinado para hacer  más justo y equilibrado  los beneficios que  debe recibir el Estado por  la explotación del oro dominicano.

Se recuerda  que en medio de la crisis internacional del 2008, en una actitud de comprensión y por el empeño  de las autoridades  de asegurar la inversión canadiense, se accedió  a la petición de la empresa de  modificar el contrato  para la explotación de la mina de oro.

Ahora las condiciones  han cambiado y los precios del oro se han incrementado en el mercado internacional,  lo que significa que los ejecutivos  de la empresa Barrick Gold deben ser lo primero  en entenderlo, para proceder  a consensuar un contrato  que se corresponda con una renegociación   que no lesione el interés de la nación.

Un acuerdo que debe  realizarse  en un ambiente de reflexión, tomando en cuenta el respeto y el valor  que para el país tiene  la inversión extranjera, pero  reconociendo la legitimidad  que tiene el Estado para renegociar un contrato  que le genere justos y equitativos beneficios a la nación,  reconociendo  que  ahora  la onza  de oro  sobrepasa los US$1700  en los competitivos mercados internacionales.

Afortunadamente, el imperativo de  renegociar el contrato con la minera canadiense Barrick Gold, ha unificado  a los distintos sectores de la sociedad  dominicana, resaltando el legítimo propósito de  que el Estado  debe recibir mejores  beneficios  por un bien no renovable, como lo es el oro que es un metal que siempre  tiene  tendencias  a las alzas  de precios.

La República Dominicana  requiere negociar bien esos  importantes recursos,  que duplican el monto de la deuda pública e impulsarían los objetivos de desarrollo de la nación y servirían para  fortalecer las finanzas públicas y afrontar con más dinamismo el compromiso de la deuda del Estado.

El objetivo es que de la renegociación del contrato con la Barrick, que es una empresa que cuenta con las infraestructura tecnológicas  para  la explotación  del oro,  tome  en cuenta  el precio  actual del apetecido  metal, y  que los futuros incrementos en su valor, beneficien de igual manera  a la  empresa y al Estado propietaria de sus recursos no renovables.

El contexto actual  es un excelente momento para reflexionar,  renegociar el contrato y que los inversionistas canadienses realicen sus tareas  de explotación en el país, en los términos  y el ambiente en que tanto  la Barrick Gold como el Estado reciban beneficios equitativos y racionales, como lo conceptualiza toda buena negociación de corto y largo plazo.  

 

 

El autor es periodista

 

No hay comentarios