Compartir
Barack Obama. Archivo.
POR RAMON MARTINEZ
rmhalcon7@hotmail.com
Especial/Caribbean Digital
NUEVA YORK.– Tras la realización de un recorrido en helicóptero por Staten Island, Queen, Breeze Poind, el presidente estadounidense Barack Obama, recibió del gobernador Andrew Cuomo detalles de los graves daños que dejó el paso de la tormenta Sandy por gran parte de la ciudad de Nueva York.

Barack Obama. Archivo.

Cuomo, quien estaba al lado del Alcalde Michael Bloomberg, detalló al presidente Obama dato por dato, lugares por lugares, donde Sandy se ensaño con saña dejando una abultada perdidas económica y luto a miles de familias newyorquina.

El gobernador newyorquino, dijo que tanto la alcaldía de Michael Bloomberg, desde su administración hasta las autoridades locales que tienen los diversos pueblos se ha estado trabajando para auxiliar a los que lo perdieron, incluyendo a sus seres queridos.

En una actitud triste, el presidente norteamericano, dijo que su administracion ha estado aportando y apoyando para que las familias se recuperen de los daños que recibieron por la poderosa tormenta.

“Estaremos aquí hasta que concluya la reconstrucción”, afirmó Obama en el barrio neoyorquino de Staten Island, uno de los más afectados, tras visitar las zonas más dañadas y reunirse con damnificados.
Recordó que los miembros del FEMA han estado haciendo las evaluaciones y dando lo que han estado necesitando la poblacion que perdieron todo al finalizar el mes de octubre.
“Hay muchas cosas que todavía hace falta solucionar a corto plazo pero trabajaremos en todos los frentes” dijo el presidente Obama tras ser presentado por Cuomo.
Desde el paso de Sandy, todos los organismos federales y estatales han estado trabajando para ayudar los afectados.
“Estoy muy orgulloso de vosotros, Nueva York. Sois duros”, afirmó el presidente, quien agradeció en nombre de todo el país el esfuerzo de los trabajadores de los servicios de emergencia, los voluntarios o las organizaciones como Cruz Roja.
El presidente Barack Obama se marchó de la ciudad de Nueva York, pasada las tres de la tarde.

No hay comentarios