Compartir

POR MIGUEL CRUZ TEJADA

 

 Cadena ABC dijo que dueño de la empresa es un ex convicto y fue deportado de EEUU.

 

NUEVA YORK.- El avión estrellado en una zona rural de México y en el que murió la cantante grupera Jenni Rivera, era usado supuestamente por carteles mexicanos de la droga, revelaron a medios estadounidenses fuentes de la investigación federal del accidente en el que además perecieron otras tres personas que acompañaban a la artista.

El dato fue confirmado por la cadena ABC.

La información indica que la nave volaba a 28,000 pies de altura  cuando cayó sobre un área rocosa.

La fuente dijo también que el avión le había sido ofertado en venta a Rivera por un capo del narcotráfico que presuntamente era el propietario.
La cadena ABC citó que uno de los propietarios de la empresa que administraba el avión, fue convicto por narcotráfico y falsificó documentos y sellos de inspección del mismo aparato.

Se le identificó como Christian E. Núñez Esquino, condenado en el 2005 junto a un cómplice por un jurado federal por alterar los informes de registro e inspección de seis aviones que fueron comprados por el gobierno mexicano y posteriormente vendidos en los Estados Unidos.

Con la alteración de los informes respecto a las supuestas inspecciones, Núñez engañó a los compradores diciéndoles que los aviones estaban en mejores condiciones que las reales, para cobrar más por ellos.

Se le sentenció a 24 meses de cárcel y fue deportado posteriormente a México. En sus antecedentes figuran otras condenas por narcotráfico y facilitar los aviones a narcos colombianos que transportaban en las naves cocaína a La Florida desde el país sudamericano.

Núñez es el propietario del Lear Jet 25 en el que se mató la artista y actúa como jefe de operaciones de la empresa Starwood Management con base en Las Vegas (Nevada).

Informes preliminares no confirmados dijeron que ella había rentado la aeronave a una empresa que se dedica a ese negocio. Decenas de especulaciones han surgido sobre el origen de la muerte de Rivera, al punto de que algunas, difundidas en las redes sociales llegan tan lejos como para asegurar que el avión fue dinamitado por narcos rivales al dueño del avión.

Gerardo Ruiz Esparza, un investigador mexicano de aeronáutica dijo que el avión cayó en picada y que el impacto debió haber sido terrible. Los cadáveres de Rivera y sus acompañantes, parte de su equipo de trabajo, quedaron destrozados.

Investigadores de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos, se han unido a las investigaciones junto a las autoridades mexicanas para determinar el origen del accidente. Rivera era ciudadana norteamericana nacida en California.

El avión, un Lear Jet 25, fue construido en 1969 y acorde con otros rumores no confirmados, había sido reconstruido innumerables veces y tenía múltiples defectos mecánicos, teniendo un récord negativo de funcionamiento en el pasado.

 

Fuente: Diario Libre

No hay comentarios