Compartir

Caribbean Digital

ISLAMABAD.- (AP) Un avión teledirigido estadounidense mató el domingo a 10 presuntos insurgentes en zonas fronterizas tribales de Pakistán, dijeron las autoridades paquistaníes. Fue el sexto ataque de ese tipo en dos semanas pese a las demandas paquistaníes para que Estados Unidos deje de emplear esa táctica en su territorio.

La continuidad de los ataques resalta la importancia dada por la Casa Blanca a la campaña con aviones no tripulados, considerada una herramienta vital en la guerra contra al-Qaida y el Talibán.

Paralelamente, fueron disparados el domingo por la mañana cuatro misiles contra los objetivos en la aldea de Mana Raghzai, en Waziristán del Sur, cerca de la frontera con Afganistán, dijeron dos funcionarios de la inteligencia paquistaní.

En el momento del ataque, presuntos insurgentes comenzaron a reunirse para dar el pésame al hermano de un comandante guerrillero muerto en sábado en una operación parecida efectuada el sábado. El hermano fue uno de quienes murieron en el ataque del domingo. Los funcionarios paquistaníes dijeron que dos de los muertos eran extranjeros y el resto paquistaníes.

La campaña estadounidense de aeronaves guiada remotamente ha sido fuente de frustración y tensiones entre Estados Unidos y Pakistán.

Pese a las demandas de Pakistán de que cesen esos ataques, Estados Unidos ha disparado numerosos misiles en el noroeste paquistaní desde 2008. Estos ataques han sido dirigidos contra los integrantes de al-Qaida y el Talibán en la región. En privado, muchos militares paquistaníes al parecer respaldan el programa de los aviones teledirigidos.

No hay comentarios

Deja un comentario...