Compartir
La misericordia de Dios es fundamental en mi vida. Archivo.

José Alfredo Espinal

Editor/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.- Desde entonces he estado atravesando por muchas situaciones.

La misericordia de Dios es fundamental en mi vida. Archivo.

Por mi mente aún vienen y se van recuerdos desagradables.

Han sido momentos difíciles, pero no imposible para sobrellevarlos.

Mi confianza en Dios, en primer lugar, y luego el mensaje aprendido al leer la historia de José, hijo de Jacob me fortalecen cada día.

 José fue el undécimo hijo de Jacob y primogénito de Raquel.

Fue victima de sus propios hermanos quienes lo envidiaban, al punto de humillarlo y finalmente venderlo, para no mancharse sus manos con su propia sangre.

 Todo no quedó ahí, dice la Biblia, que al ser vendido a los Egiptos,  José fue metido preso por infamia de la mujer del jefe de guardia del Faraón, quien lo acusó de pretender tenerla como su mujer a la fuerza.

 Después de todas las humillaciones, infamias y guardar prisión de manera injusta, José fue el gobernador de Egipto, y pocos hombres tenía su poder en la tierra.

Su confianza y creencia en Dios bendijo su vida.  

Por coincidencia también mi nombre es José (José Alfredo Espinal), también creo en Dios y tengo confianza en su poder sobre los hombres, el cielo y la tierra.

 Algún día, cuando el Señor lo entienda necesario, llegará mi bendición especial.  Esa que cuando Dios la promete se cumple, tarde o temprano.

 Dios siempre obra para bien.

Aunque nos hagan tropezar, Dios no permitirá que puedan eliminarme.

 Bendiciones a todos los amigos y amigas, a los que son y a los que no son sinceros conmigo.

 Si Dios permite que el Sol salga para justos y pecadores, quien soy yo para no bendecir a mis amigos y a los que se creen ser mis enemigos.

.

 

No hay comentarios