Compartir
Archivo

Caribbean Digital

Fuente: Diario Libre

PUERTO RICO.- La crisis económica y el alto nivel de desempleo que afecta Puerto Rico no son disuasivos para que los viajeros ilegales miren ese país como un destino. La cifra de indocumentados registra un nuevo impulso, según estadísticas federales.

En lo que va de año, 932 personas han sido detenidas en operativos conjuntos de la Guardia Costera de los Estados Unidos y el Departamento de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) al intentar ingresar a Puerto Rico como pasajeros de “yolas”, botes y lanchas rápidas procedentes de la República Dominicana.

La cifra casi duplica el número de inmigrantes indocumentados intervenidos por la Guardia Costera durante el año 2010, que sumaron 531.

Se trata de dominicanos, cubanos y haitianos que han pagado hasta RD$76 mil (unos $2,000 dólares) a capitanes de viajes ilegales, movidos por el ideal de llegar a Puerto Rico para mejorar su situación de vida y lograr progreso económico.

No hay comentarios