Compartir
El joven receptor Audry Pérez

Servicios/Caribbean Digital

Santiago, RD.- El joven receptor Audry Pérez cada día aprende más cosas de béisbol. Trabaja fuerte en todas las áreas del juego, y espera ayudar a las Águilas Cibaeñas en el venidero torneo de béisbol otoño-invernal 2013-14.

El joven receptor Audry Pérez
El joven receptor Audry Pérez

Pérez, se reportó este lunes  a los entrenamientos del conjunto mamey, los cuales iniciaron la semana pasada.

Inmediatamente el receptor nativo de Sabana Grande de Palenque, se incorporó a las rutinas establecidas por el dirigente amarillo Félix Fermín y expresó que en esta ocasión viene mucho más experimentado y decidido a aportar para la corona 21 del equipo mamey.

“Este año vi diferentes cosas que se presentan en el juego, muchas situaciones en las que debes decidir qué hacer y qué no. Mejoré bastante mi juego y todo ese aprendizaje lo traigo para ayudar a las Águilas”, manifestó el bateador derecho.

En el pasado mes de septiembre, Pérez fue subido a las Grandes Ligas por los Cardenales de San Luís, convirtiéndose en el dominicano 603 que debuta en el exigente béisbol estadounidense.

Esa breve experiencia vivida en el equipo mayor, la describe muy beneficiosa y espera poner en práctica todo lo que pudo desarrollar.

“En la pelota siempre hay algo nuevo que aprender, y doy gracias a Dios por la oportunidad que se me dio al ser subido. “Me siento orgulloso por alcanzar ese nivel y agradezco enormemente los consejos que me dio el manager Mike Matheny, también hablé bastante con Yadier Molina y su hermano Bengie que es instructor y Tony Cruz, en fin, son cuatro receptores de los que aprendí de todo, para mí fue una experiencia muy motivadora”, explicó.

En la pasada temporada de verano, Pérez, estuvo con el equipo Memphis Red Vires (25 juegos), sucursal triple A de los petirrojos, en la Liga de la costa del Pacífico y con Springfield Cardinals (57 juegos) doble A en la Liga de Texas. En su actuación combinada de los dos circuitos, finalizó con promedio al bate de .210, con 64 hits, 6 cuadrangulares y 33 impulsadas en 82 partidos.

Pérez, destaca por su sólida defensa detrás del plato y buen bateo de contacto.

En el primer mes del torneo pasado, Pérez, se lesionó una rodilla, lo que le impidió seguir jugando con las Águilas.

Sobre sus metas inmediatas externó:”Mi reto actual es seguir preparando mi físico, trabajar duro y continuar pidiéndole a Dios que me dé salud para mi desarrollo”.

El fornido pelotero está señalado para alternar en la receptoría aguilucha junto a Francisco Peña, al respecto dijo:

“Nosotros valoramos el hecho de que el equipo aguilucho no tiene planes de importar receptores, porque creen en el material nativo y tenemos que aprovechar estas oportunidades al máximo”.

“El ambiente aquí es tremendo, ya me siento cibaeño”. “No tengo palabras para describir lo agradable que ha sido la gerencia, no me ha faltado nada”, explicó el receptor de 24 años.

No hay comentarios

Deja un comentario...