Compartir
Un solo cajero trabajando y decenas de ciudadanos esperando ser atendidos en las oficinas de la DGII en Santiago.

Redacción/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.– A pesar de la tecnología y la modernización, en la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), de esta ciudad, aún persiste el atraso y la ineficiencia.

Un solo cajero trabajando y decenas de ciudadanos esperando ser atendidos en las oficinas de la DGII en Santiago.
Un solo cajero trabajando y decenas de ciudadanos esperando ser atendidos en las oficinas de la DGII en Santiago.

Por ejemplo, para adquirir una certificación que demuestra que la persona está al día con sus obligaciones fiscales, el ciudadano debe hacer cuatro filas, lo que se constituye una pérdida de tiempo.

La burocracia consiste en que el contribuyente primero deber hacer una fila para obtener una hoja en la que deberá llenar sus datos, luego hace otra para conseguir un número de ticket.

Una tercera fila es para pagar los impuestos correspondientes por el documento y otra fila para depositar los papeles para que en 48 horas se lo entreguen.

Lo peor, quizás, no es esa burocracia, sino que mientras  esperan un largo tiempo, apenas hay una sola persona prestando servicio a decenas de ciudadanos y los demás cubículos vacíos, porque los otros empleados están en horas de almuerzo o están de licencia médica.

Ante esa situación la gente comienza a desesperarse y a lanzar todo tipo de improperios contra las entidades públicas.

“Aquí cobra todos los cuartos del mundo y cada vez es mas el desorden para obtener un documento”, dijo una señora molesta por la ineficiencia en el servicio en la DGII, en sus oficinas del Edificio Presidente Antonio Guzmán Fernández, mejor conocido como El Huacalito, ubicado en la avenida Estrella Sadhalá.

No hay comentarios