Compartir
Monseñor Ramón Benito de La Rosa y Carpio. Foto de archivo
Caribbean Digital

Santiago.-El arzobispo de Santiago, mostró su preocupación por la inseguridad motivada por el auge de la delincuencia y reveló que fruto de ese fenómeno han tenido que cambiar el horario de las misas en muchas parroquias.

Monseñor Ramón Benito de La Rosa y Carpio. Foto de archivo
Monseñor Ramón Benito de La Rosa y Carpio. Foto de archivo

Ramón Benito de la Rosa y Carpio, expresó que han acordado que las celebraciones se hagan temprano en la tarde o en las mañanas después del amanecer y no en las madrugadas ante el clamor de la población.

“Eso no significa un avance, sino un retroceso en la convivencia. Necesitamos esa seguridad y no podemos dejar de trabajar en eso ye tenemos que seguir insistiendo en las instancias que tienen que ver con la seguridad”, apuntó de la Rosa y Carpio.

Entiende que si bien la familia debe jugar su rol, que los medios de comunicación hagan lo suyo, la justicia y la policía deben cumplir con su papel.

“Hasta que no destruyamos la violencia, evidentemente no vamos a tener paz”, apuntó el religioso.

Para de la Rosa y Carpio los que dirigen el país tienen que presentarse como modelos, debido a que cuando un joven ve a un político corrupto, intenta imitar a esas personas y eso afecta la seguridad, porque sabe que habrá impunidad.

También mostró preocupación por los casos de jóvenes y adolescentes que buscan como respuesta a sus problemas el suicidio.  Llama a cuidarse de la tristeza que muchas veces puede venir de ambiciones. “El que case en una enorme tristeza, es un candidato al suicidio, por eso pensamos que los jóvenes necesitan mucho de nuestro apoyo”, puntualizó.

Con relación al tema haitiano, valoró el diálogo entre ambas naciones. “Gracias a Dios que se ha ido más allá de la ley y se acude al diálogo. Yo pienso que ahí es que debemos ponerle el acento, más que en las discusiones internas”, apunta.

Reconoce la afirmación de cada pueblo a su soberanía, pero está la otra realidad que es el problema humano que representa el caso haitiano.

Valora que fruto de esos acuerdos, volvió a restablecerse el comercio, por lo que considera es de esa forma que hay que poner las energía para el entendimiento, sin negar de ninguna manera la defensa de las respectivas naciones.

 CitySantiago.com

No hay comentarios

Deja un comentario...