Compartir
James M. Merrill, de 53 años de edad.

POR MIGUEL CRUZ TEJADA

NUEVA YORK. Uno de los dos principales ejecutivos de la empresa TelexFree, implicada en una estafa de $1.000 millones de dólares a inmigrantes dominicanos y brasileños radicados en el área de Massachusetts y otros estados de Estados Unidos, fue arrestado este viernes y acusado en la Corte Federal de Boston.

James M. Merrill, de 53 años de edad.
James M. Merrill, de 53 años de edad.

Los fiscales federales dijeron que James M. Merrill, de 53 años de edad, residente en Ashland (Massachusetts), fue detenido en el sector de Dorchester (Boston) por agentes federales y se emitió una orden de arresto contra Carlos N. Wanzeler, segundo socio en importancia de la compañía, y al que se le declaró fugitivo.

Las autoridades informaron que el (Buró Federal de Investigación ( FBI) está buscando activamente a Wanzeler, de quien se cree, huyó a Brasil.

El ejecutivo de TelexFree, de 45 años de edad, es ahora un prófugo de la justicia norteamericana. Wanzeler, residía en Northborough (Massachusetts).

Los hombres fueron acusados de conspiración para cometer fraude electrónico, de acuerdo con los cargos presentados el viernes en la Corte Federal en Worcester.

“El alcance de este supuesto fraude es impresionante”, dijo la fiscal federal Carmen Ortiz en un comunicado. “Estos acusados idearon un plan que cosechó cientos de millones de dólares de personas trabajadoras en todo el mundo.”

Las víctimas de TelexFree en Estados Unidos, son inmigrantes de Brasil y la República Dominicana, y fueron reclutados por otros miembros de sus comunidades que se jactaban de las enormes sumas de dinero que estaban ganando por el simple trabajo de promoción de un servicio de telefonía por Internet.

La Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos (SEC) y el Secretario de Estado de Boston, William F. Galvin están investigando a TelexFree.

La SEC congeló los activos de la compañía el 16 de abril y presentó una demanda civil, dos días después de que la empresa se declaró en quiebra.

El abogado en Boston de Wanzeler, Paul V. Kelly, dijo que no tenía conocimiento de una orden de arresto para su cliente. “No tenemos ninguna información sobre la existencia de una orden de arresto para el señor Wanzeler”, dijo Kelly en un correo electrónico. “Hasta que no tengamos la oportunidad de confirmar esta información de forma independiente, no tendremos más comentarios”.

El portavoz TelexFree Clifton Jolley también se negó a comentar sobre las acusaciones.

TelexFree afirmó ser una empresa de servicios de telefonía por Internet, pero las autoridades dicen que fue en realidad un esquema piramidal que reclutó a miles de “promotores” para publicar anuncios para su producto en línea. Se pidió a los promotores comprar en TelexFree, pagando en cualquier lugar del mundo entre $300 a $1.400 dólares, para supuestamente entregarles las ganancias cada semana.

El dinero que recibieron no provino de las ventas generadas por los anuncios, sino de otras personas atraídas hacia el esquema fraudulento, dijeron las autoridades.

Un investigador secreto de Seguridad Nacional se hizo reclutar a TelexFree en octubre del 2013 y se le dijo que una inversión de $1.425 daría 100 dólares a la semana sólo mediante la publicación de anuncios en línea y reclutando a otros, de acuerdo con la acusación federal.

El investigador encubierto publicó más de 700 anuncios, de acuerdo con documentos de la corte. Sin embargo, un reclutador de la compañía dijo al agente que no era necesario vender productos para ganar dinero.

El reclutador dijo que él mismo se había ganado $1.600.000 dólares “sin tener que vender un producto de TelexFree”.

La fiscalía dijo que tiene como objetivo probar el caso de que TelexFree era un esquema piramidal de estafa multimillonaria.

Las autoridades dijeron que una revisión de las cuentas bancarias de TelexFree, muestra que de miles de depósitos, sólo 19 fueron el resultado de la venta de servicios de la compañía, comúnmente llamado un VoIP, o mensaje de voz por Internet.

Entre junio de 2012 y mayo de 2013, hizo TelexFree 1133 depósitos por un total de $ 12. 200.000 para una cuenta de Bank of América, de acuerdo con documentos de la corte. Sólo nueve depósitos fueron por un monto de $ 49.90 – el precio de compra de VOIP.

Los investigadores encontraron 14 cuentas bancarias utilizadas por TelexFree durante dos años, ya que los bancos mantienen el cierre de las cuentas después de que TelexFree fue notificada por mala conducta financiera o lavado de dinero, sostiene el expediente federal

Durante un allanamiento a la sede de TelexFree en Marlborough el mes pasado, los oficiales interceptaron al director financiero de la empresa tratando de salir del edificio con una bolsa llena de cheques del banco Wells Fargo por un total de $ 38 millones de dólares.

Las autoridades brasileñas comenzaron a investigar a TelexFree, que operan bajo un nombre diferente en ese país, en enero del 2013, diciendo que habían descubierto “pruebas de los crímenes”. Varios meses después, los funcionarios brasileños cerraron la empresa y le congelaron alrededor de $ 350 millones de dólares en fondos.

Un abogado de varias de las personas que perdieron dinero a TelexFree dijo que sus clientes estaban contentos con la detención de Merrill y las acusaciones penales formuladas contra la compañía.

En la República Dominicana, las autoridades judiciales, siguen “dando vueltas” para acusar a los responsables del fraude a 150 mil inversionistas, aunque esta semana, se anunció la posible acusación a uno de los principales reclutadores.

No hay comentarios

Deja un comentario...