Compartir

Este 11 de septiembre, una avioneta Cessna 172 procedente del aeropuerto Robertson Field de Plainville (Connecticut, Estados Unidos) realizó un aterrizaje poco ortodoxo que grabó una cámara de seguridad.

El piloto, un hombre de 79 años llamado Manfred Frost, perdió el control de su aeronave y sobrevoló por encima de un aparcamiento. Sin embargo,el aparato chocó contra la copa de un árbol y, tras girar sobre sí mismo, cayó a tierra desde escasa altura.

Después del suceso, Frost sufrió lesiones leves y fue trasladado a un hospital.

Fuente de noticia

No hay comentarios